Las remesas superan monto de exportaciones en el primer semestre del año

0
246

Las remesas que recibieron los salvadoreños en el primer semestre del año ascienden a 4,019.7 millones de dólares, superando el monto de las exportaciones del país.

Hasta el mes de junio, El Salvador exportó 3,439.29 millones de dólares en bienes y servicios, según un informe del Banco Central de l Reserva (BCR).

El departamento más beneficiado por los envíos de dinero desde el exterior es el de San Salvador con 821.7 millones de dólares, un 20.4 por ciento más con relación a igual lapso de 2022.

Los datos del BCR muestran un incremento del 5.2 por ciento de las sumas remesadas con respecto al mismo período del año anterior cuando totalizó 3,820.2 millones, una diferencia positiva de 199.5 millones de dólares.

Estados Unidos se mantuvo como el mayor emisor 3,744.5 millones (93 por ciento) de las remesas del primer semestre de este año, seguido a distancia de Canadá 37.3 millones y España con 21.1 millones de dólares.

En el caso de las exportaciones, las estadísticas del BCR revelan que el suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado creció en este período un 275.6 por ciento con un total de 45.9 millones.

Las exportaciones de productos alimenticios reportaron un incremento de 11.2 por ciento con 606.13 millones y las exportaciones de azúcar con un crecimiento de 10.13 por ciento y poco más de 164 millones vendidos durante este período.

En el caso del café, el aporte fue de 106.2 millones, equivalentes a 466.45 quintales a un precio de 227.72, cifra que pudiera aumentar si se rubrica el Tratado de Libre Comercio con China, según expertos.

Los principales destinos de las exportaciones salvadoreñas fueron Estados Unidos con mil 260 millones de dólares aunque los países de Centroamérica fueron en su conjunto los que más productos de este país recibieron.

El BCR también informó que en igual periodo, el primer semestre de 2023, el volumen de las importaciones se elevó hasta 7,786.27 millones, lo cual muestran un desbalance notorio entre lo que se compra y lo que se vende.