La medicina podría «correr el riesgo de ser automatizada por la inteligencia artificial»

La OCDE ha anunciado recientemente que el 27 % de los puestos de trabajo en los principales países dependen de competencias que podrían automatizarse fácilmente en medio de la revolución de la IA

0
2504

Un importante informe sobre inteligencia artificial (IA) y empleo ha revelado que el 27% de los puestos de trabajo podrían correr un alto riesgo de automatización en medio de la revolución de la IA.

El informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) también sugiere que son las ocupaciones altamente cualificadas las que podrían estar en mayor riesgo.

«Aunque la adopción de la IA por parte de las empresas sigue siendo relativamente baja, el rápido progreso, incluido el de la IA generativa (por ejemplo, ChatGPT), la caída de los costes y la creciente disponibilidad de trabajadores con conocimientos de IA sugieren que los países de la OCDE pueden estar al borde de una revolución de la IA», señala el informe Perspectivas de Empleo 2023 de la organización.

La OCDE es un bloque de 38 miembros que incluye principalmente países ricos como Reino Unido, Japón, Alemania, Estados Unidos, Australia y Canadá.

Según la OCDE, se espera que la IA tenga el mayor impacto en los empleos altamente cualificados en campos como la medicina, el derecho y las finanzas, lo que puede provocar importantes alteraciones en el mercado laboral.

«Las profesiones de las finanzas, la medicina y la abogacía, que a menudo requieren muchos años de formación y cuyas funciones principales se basan en la experiencia acumulada para tomar decisiones, pueden verse de repente expuestas al riesgo de automatización por la IA», afirma la OCDE.

Una encuesta realizada en 2022 por la OCDE recogía las distintas reacciones de los trabajadores ante la aparición de la IA en el mercado laboral.

En la encuesta participaron 5.300 trabajadores de 2.000 empresas de los sectores manufacturero y financiero de siete de los 38 países de la OCDE.

Los resultados mostraron que tres de cada cinco trabajadores temen perder su empleo a causa de la IA en los próximos 10 años.

Curiosamente, a pesar del temor al desplazamiento del puesto de trabajo, la encuesta también indica que el 63 % de los trabajadores que han integrado la IA en sus tareas diarias declararon una mayor satisfacción y disfrute en sus puestos de trabajo.

Además, la mayoría de los trabajadores que utilizan la IA declararon haber mejorado su rendimiento laboral y haber experimentado un impacto positivo en su salud mental.

Sin embargo, la organización con sede en París subraya que es necesaria una «acción urgente» para prepararse para la aparición de la IA en el lugar de trabajo.

«Estos rápidos avances, combinados con la caída de los costes de producción y adopción de estas nuevas tecnologías, sugieren que las economías de la OCDE pueden estar en la cúspide de una revolución de la IA que podría cambiar fundamentalmente el lugar de trabajo», dijo la OCDE.

La OCDE también destacó la importancia de seguir de cerca los datos relativos a la implantación de la IA en el lugar de trabajo y comprender mejor cómo se espera que cambie, cree o elimine puestos de trabajo.