Kerry encabeza hoy histórica ceremonia de izamiento de la bandera en Cuba

0
853

El último secretario de Estado que visitó La Habana fue Edward Stettinius hace 70 años. En una reunión posterior, el jefe de la diplomacia de EE.UU., se reunirá con disidentes.

Como nunca en las últimas cinco décadas de la historia de Cuba, el gran protagonista de una jornada histórica en La Habana será un estadounidense. El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, realizará hoy una breve visita a la capital cubana, para participar en la ceremonia de izamiento de la bandera de las barras blancas y rojas y las 50 estrellas en la reabierta embajada de Estados Unidos.

Esa ceremonia completará el acercamiento diplomático entre dos antiguos enemigos, pero Kerry también cerrará la ausencia de 70 años de un secretario de Estado en Cuba. El último que lo hizo fue Edward R. Stettinius Jr., quien llegó a La Habana el 9 de marzo de 1945 para una visita de dos días, durante el gobierno del Presidente Ramón Grau San Martín (1933-1934 y 1944-1948).

El viaje del actual jefe de la diplomacia norteamericana será de menos de 12 horas y servirá también para discutir con las autoridades cubana algunos temas espinosos de la relación bilateral, como derechos humanos, disidencia y el embargo estadounidense.

Kerry llegará a La Habana a las 8:35 horas al frente de una comitiva de altos diplomáticos y congresistas estadounidenses para la ceremonia, que contará con invitados especiales. Entre ellos estarán los tres marines que arriaron la bandera durante las últimas horas de la embajada en enero de 1961, y ellos serán los encargados de izarla de nuevo. Según uno de ellos, el ex cabo Larry Morris, la bandera estadounidense “vuelve a donde debe estar”. Los otros dos son Mike East y Jim Tracy. De cualquier forma, la ceremonia de hoy es una mera formalidad -eso sí, con mucho simbolismo- ya que oficialmente los dos países restauraron sus lazos diplomáticos plenos el 20 de julio.

Pese a los llamados de algunos sectores, a la ceremonia no fueron invitados disidentes cubanos, pero Kerry se reunirá con ellos después, en un encuentro privado, en la residencia del encargado de negocios. “Me reuniré con disidentes (…). Tendré la oportunidad de sentarme con ellos”, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense al canal de TV hispano Telemundo el jueves.

Con motivo de este acontecimiento las fachadas de viejos edificios de La Habana fueron pintadas y las calles aledañas al edificio donde se encuentra la embajada, frente al malecón habanero, pavimentadas en tiempo récord. El escritor estadounidense de origen cubano Richard Blanco, quien recitó un poema para la toma de posesión del segundo mandato de Obama, leerá un texto en la ceremonia.

Kerry también tiene programado reunirse con su par cubano Bruno Rodríguez para avanzar en la agenda bilateral sobre lucha antinarcóticos, seguridad y ambiente, entre otros temas. A pesar de la ajustada agenda, el secretario de Estado declaró que espera tener algo de tiempo para dar un paseo por La Habana Vieja.

John Kerry dijo que en su reunión con Bruno Rodríguez hablará de un plan para alcanzar una “verdadera y plena” normalización de las relaciones entre ambos países, aunque se seguirán financiando “programas por la democracia”. “Vamos a hablar muy directamente sobre una especie de plan general para una normalización verdadera y plena”, afirmó Kerry esta semana en entrevista con el diario The Miami Herald y CNN en Español.

El programa para Kerry anunciado hasta ayer en La Habana se estructuraba solamente por la ceremonia en la embajada, la reunión con el canciller cubano y la rueda de prensa. Pero la embajada, que fue hasta el 20 de julio pasado y desde 1977 por acuerdos bilaterales de entonces la Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba, pidió a los corresponsales extranjeros acreditados en La Habana datos para cursar una invitación quizá a una recepción a la que asistiría Kerry en la tarde de hoy.

El Departamento de Estado en Washington afirmó que Kerry no se encontrará ni con el Presidente cubano, Raúl Castro, ni con su hermano, el ex gobernante, Fidel Castro.