Juez decide enviar a juicio a expresidente Flores

0
881

El juez séptimo de Instrucción, Miguel Ángel García Argüello, decidió este jueves procesar al expresidente Francisco Flores por el delito de lavado de dinero y otros activos que, sumado a los de peculado, enriquecimiento ilícito y desobediencia de particulares, da pié para ordenar que el ex mandatario vaya a juicio.

El juez García Argüello, al dar lectura a su resolución que ordena el juicio contra Flores, formuló una serie de consideraciones con las que justificó su decisión.

“Sobre el delito de Peculado, al analizar la información recopilada, se determina que fueron endosados varios cheques por el ex presidente Francisco Flores Pérez a varios bancos; consta que se hicieron transferencias a nombre del Centro de Estudios Políticos doctor Antonio Rodriguez Port” dijo el juez.

“Estamos ante la presencia del delito de Peculado” reiteró; sin embargo, hizo la aclaración de que esa es la conclusión a la que llega el juzgado debido a que, según este, “consta en la fase preliminar del juicio que el procesado provocó el desvío de los fondos a favor de un tercero”, podría tratarse de un delito de Lavado de Dinero en la modalidad de “otros delitos”, contemplado en el artículo 6 de la Ley de Lavado de Dinero.

De acuerdo al juez García Argüello, para evitar el seguimiento de la ruta de los fondos, estos fueron depositados en una cuenta en San José, Costa Rica,  “para evitar su rastreo” con la participación de empleados del Banco Cuscatlán.

En el juicio consta que al menos 10 millones de dólares fueron registrados en la cuenta especial COENA, órgano de dirección del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). También, destacó que el Banco Cuscatlán hizo un última operación por 11 mil 118 dólares  la cual tuvo como destinatario el Centro de Operaciones doctor José Antonio Rodriguez Porth.

El juez dijo que existe evidencia de que los fondos acreditados al partido ARENA – cuenta COENA- fueron autorizados por el finado Mauricio Samayoa Rivas, entonces presidente del Banco Cuscatlán, violentando incluso las políticas de crédito aprobadas por la Junta Directiva de la institución bancaria, que en ese entonces era de un millón de dólares como máximo.

En la lectura del documento judicial, el juez explica que este dinero no ingresó a las carteras para las que iba destinado, de modo que se ejecutaran los proyectos para los que fue donado el dinero. “La conducta de Francisco Flores causó grave perjuicio a la sociedad salvadoreña”, explicó.

El juez García asegura que los cheques provenientes de donativos de Taiwán fueron endosados por Flores y que tras su cobro fueron depositados en una cuenta a nombre del Centro de Estudios Políticos (CEP) “Dr. Antonio Rodríguez Porth” y no en una cuenta oficial. El juzgador determinó que esos elementos “Configuran preliminarmente la primera etapa del delito de lavado de dinero”.

La Fiscalía General de República (FGR) descartó desde un principio que el caso tratara de lavado de dinero lo que le llevó un enfrentamiento con el Juez García Argüello.

La resolución ordenando juicio contra el ex gobernante Francisco Flores se da en los momentos precisos en que se discute la posibilidad de reelección del actual Fiscal Luis Martínez. Flores es acusado por la Fiscalía General de la República (FGR), por delitos de peculado, enriquecimiento ilícito y desobediencia a particulares. El juez García Argüello también busca ser electo Fiscal, lo que podría haber afectado su sentencia.

Durante el proceso, la Fiscalía documentó que el ex mandatario desvió $15,000,000 de donativos de Taiwán para obras de reconstrucción tras los terremotos de 2001.

La querella y algunas organizaciones de la llamada “sociedad civil” han manifestado su deseo de que el de caso de Flores y son quienes más han insistido en que el Juez García juzgue al ex mandatario por el delito de lavado de dinero.