Israel lanzó una “amplia oleada” de ataques aéreos

La operación es en respuesta a los bombardeos de Hezbollah que mataron a un soldado y a una civil

0
495

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) afirmaron haber completado una “amplia oleada” de ataques aéreos en Líbano contra emplazamientos de Hezbollah, en respuesta a las agresiones del grupo terrorista contra el Estado judío que dejaron dos muertos, una mujer y un soldado identifocado como Omer Benjo, de 20 años.

Además hubo al menos ocho heridos, entre ellos un joven con metralla en la cabeza que fue trasladado a un hospital de mayor complejidad. De lado yihadista, la organización dijo que hubo cuatro muertes a causa de la respuesta de las FDI.

Los objetivos incluyeron edificios, centros de mando y otras infraestructuras pertenecientes al grupo terrorista en Jabal al-Braij, Kfar Houneh, Kafr Dunin, Aadchit y Souaneh, según el ejército de Israel. “Algunos de los objetivos pertenecen a la Fuerza Radwan”, precisaron.

Los ataques en ciudades situadas más al interior del Líbano, como es el caso de Kfar Houneh, han sido poco frecuentes desde que comenzaron los combates fronterizos tras las incursiones terroristas de Hamas el pasado 7 de octubre.

Al respecto, el Teniente General Herzi Halevi, jefe del Estado Mayor de las FDI, afirmó ante alcaldes israelíes y autoridades locales que “aún queda un largo camino por recorrer” para cambiar la situación de seguridad en la frontera con el Líbano.

El Teniente General Herzi Halevi, jefe del Estado Mayor de las FDI, en una reunión con alcaldes israelíes y autoridades locales (FDI)

“Gracias a ustedes, las FDI pueden actuar con decisión para cambiar la situación de seguridad en el norte. Se han conseguido grandes logros al golpear a Hezbollah en el Líbano, pero seguimos actuando. No es el momento de detenerse. Aún queda mucho camino por recorrer y lo recorreremos juntos”, añadió.

Halevi aseguró que las FDI están aumentando sus ataques contra Hezbollah, y que el grupo terrorista está pagando “precios cada vez más altos”.

También advirtió que si estalla la guerra en el norte, “utilizarán todas las herramientas y capacidades” a disposición.

Este miércoles, una mujer y un soldado murieron, y al menos ocho personas resultaron heridas en el norte de Israel tras tras una intensa ráfaga de cohetes lanzada desde territorio libanés.

Un policía israelí inspecciona el cráter del impacto dejado por un cohete disparado desde el sur del Líbano donde cayó cerca de la entrada del hospital Ziv en la ciudad norteña israelí de Safed el 14 de febrero de 2024, en medio de las tensiones transfronterizas en curso mientras continúan los combates entre Israel y los terroristas palestinos de Hamas en la Franja de Gaza

Según un cargo del servicio de emergencias israelí Maguem David Adom citado por la cadena pública Kan, una mujer fue hallada muerta cuando paramédicos revisaban edificios con impactos de proyectiles en la ciudad de Safed, donde además al menos ocho personas resultaron heridas por los proyectiles lanzados desde el Líbano.

“Se identificaron numerosos lanzamientos que cruzaron desde el Líbano hacia las zonas de Netua, Manara y hacia una base de las Fuerzas de Defensa de Israel en el norte de Israel”, dijo el Ejército.

Más tarde, las FDI comunicaron la muerte del sargento Omer Sarah Benjo, de 20 años, del batallón 869 “Otzbat HaGalil” (91), Con este deceso, se confirman 570 bajas de militares iraelíes.

La frontera entre Israel y el Líbano vive su mayor pico de tensión desde 2006. El actual conflicto comenzó el pasado 8 de octubre, tras los ataques terroristas de Hamas en suelo israelí.

En más de cuatro meses se cobró la vida de más de 250 personas, la mayoría en el lado libanés y en las filas de Hezbollah, que ha confirmado unas 184 bajas, parte de ellas en Siria. En Israel han muerto también 19 personas en la frontera norte, entre ellos 12 soldados y siete civiles.