Interrumpen velatorio de supuesta víctima de Codavid-19 y realizan autopsia en medio de operativo militar

0
1027

Autoridades del ministerio de salud interrumpieron un velatorio en las instalaciones de una funeraria para realizar aparentemente, una autopsia en el cadáver del ingeniero Oscar Mendez, quien falleció mientras se encontraba en un centro de contención del Covid-19 en Antiguo Cuscatlán. En el evento habrían participado elementos del Instituto Roberto Masferrer, del ministerio de salud elementos de la Fiscalía General de la República y prensa de casa presidencial..

Fuentes que se identificaron como familiares de la víctima, dijeron que la autopsia fue ordenada por la Fiscalía General de la República después que la esposa del ingeniero Méndez denunciara que este falleció, en circunstancias confusas y en un centro de contención en Antiguo Cuscatlán a donde fue llevado para someterlo a cuarentena a pesar de no presentar síntomas del Vicoid-19 ni de otra patología.

Dina de Méndez denunció a los medios de comunicación que su esposo murió el 1 de abril pasado, tras no recibir atención médica en el hotel donde lo tenían confinado, tras regresar de Panamá.

Ante las denuncias de la señora de Méndez, la fiscalía ordenó que se realizara la autopsia y poder determinar así la causa real de la muerte, librando oficio al Instituto de Medicina Legal Roberto Masferrer, pero miembros de sindicato de trabajadores del órgano judicial SITTOJ cerraron la instalaciones de dicho centro para evitar que se cumpliera la orden de la FGR.

Roswal Solórzano, dirigente de SITTOJ, dijo que la orden de la FGR para realizar la autopsia que llego al Instituto, carecía de datos que identificaran a quien correspondía el cadáver así como otras informaciones necesarias para cumplir con la orden del fiscal “siendo sospechoso” por lo que tomaron la decisión de impedir que personal o vehículos del Masferrer salieran de sus instalaciones evitando así que se cumplieran la órdenes de la FGR..

Los familiares aseguraron que el operativo de seguridad en la funeraria se mantuvo mientras médicos forenses del Instituto Roberto Masferrer realizaban la autopsia al cadáver del ingeniero Méndez en dicho lugar.

“Desde el día de ayer se ha iniciado investigación en relación al caso del fallecido en hotel situado en Antiguo Cuscatlán. Para no revictimizar a la familia doliente, no se brindarán más detalles del caso por el momento”, dijo la fiscalía a la prensa.

Ayer, Dina de Méndez denunció a los medios de comunicación que su esposo murió el 1 de abril pasado, tras no recibir atención médica en el hotel donde lo tenían confinado, tras regresar de Panamá. En un comunicado de prensa, el gobierno dijo que Méndez murió de un paro respiratorio y que padecía de una infección en las vías urinarias.

De Méndez dijo que a su esposo le hicieron la prueba de COVID-19 el viernes pasado, pero desconocen los resultados y vaticinó que si era positivo, se contagió en el albergue de Villa Olímpica, donde el gobierno lo mantuvo inicialmente.