Incendios y saqueos en tres días de protestas en Francia

Varias ciudades de Francia viven el tercer día de protestas y actos vandálicos, tras la muerte de un joven de 17 años a manos de un agente de la Policía; en Lille hubo quema de edificios municipales y saqueos

0
218

La violencia estalló el jueves por tercera noche consecutiva en varias partes de Francia por la muerte de un joven baleado por un policía para quien la justicia decretó prisión preventiva.

Cientos de personas fueron detenidas en la tercera noche de disturbios en Francia por la muerte de un joven baleado por un policía para quien la justicia decretó prisión preventiva por homicidio voluntario.

Anticipando otra noche turbulenta, el gobierno desplegó 40.000 agentes en todo el país que, alrededor de las 03H00 (01H00 GMT), ya habían practicado al menos 421 detenciones, según el entorno del ministro de Interior.

La mayoría de los arrestados tienen entre 14 y 18 años, explicaron estas fuentes.

La violencia estalló el martes en las afueras de París y se extendió a otras partes de Francia después de la muerte de Nahel, de 17 años, por un disparo a quemarropa de un agente en un control vial que quedó registrado en video.

En Lille, en el norte de Francia, pequeños grupos dispersos jugaban el jueves al gato y el ratón ante un importante contingente policial, donde las tres noches de violencia, dejan ayuntamientos municipales quemados o apedreados, saqueos y desperfectos.

Como otras ciudades francesas, esta urbe de millón y medio de habitantes cerca de la frontera con Bélgica es escenario de disturbios desde el martes, cuando un joven murió baleado por un agente de policía en Nanterre, cerca de París.

En el barrio popular de Wazemmes, los bomberos terminan de extinguir de madrugada el incendio que dañó la planta baja del ayuntamiento del distrito, ahora con la fachada ennegrecida. 

Saqueos en supermercados

La ciudad está atestada de fuerzas de la policía, entre ellas unidades de élite, y sobrevolada por un helicóptero y drones de vigilancia después de la violencia de la noche anterior.

Después de medianoche, la tensión aumentaba en Roubaix, uno de los municipios más pobres de Francia. La policía bloqueaba el acceso a un teatro con numerosos cristales rotos.

Al lado los restos de una barricada en llamas se terminaban de consumir y en el cielo volaban fuegos de artificio.

Los primeros incidentes empezaron sobre las 21H00 en la zona de la comisaría central de Lille, donde la prefectura había prohibido toda congregación.

Móviles y dispersados, pequeños grupos de jóvenes calaron fuego a contenedores y vehículos y destrozaron escaparates de una calle comercial. Algunos rompieron la cristalera de un supermercado para hacerse con algunos refrescos.

Los agentes, a bordo de un vehículo blindado, intervinieron varias veces para intentar dispersarlos.

La prefectura, que había prohibido cualquier congregación en esa zona, anunció la detención de seis personas en ese sector y de un total de 24 en la ciudad al comienzo de la noche.

Con información de Afp, Reuters