HRW pide a Colombia auditar dineros que reciben El Salvador y Nicaragua del BCIE

La ONG solicitó a Colombia impulsar auditorías sobre prestamos que reciben estos países por parte del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE)

0
619

La directora para las Américas de Human Rights Watch (HRW)Juanita Goebertus, solicitó a los representantes de Colombia ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) impulsar auditorías sobre los préstamos que reciben El Salvador y Nicaragua por parte de este organismo financiero.

En el documento, enviado a Ricardo Bonilla (ministro de Hacienda) y José Roberto Acosta (director de Crédito Público) antes de la reunión de la Asamblea de Gobernadores de la BCIE, se pide a Colombia utilizar su voz y voto en el organismo “para aumentar la transparencia y el escrutinio sobre el financiamiento otorgado a El Salvador y Nicaragua”.

HRW advierte que los préstamos que entrega el BCIE a estos dos países podrían estar reforzando la violación de derechos humanos y a esto se suma que se habrían debilitado los contrapesos en el Banco por, por ejemplo, la destitución del jefe de la Oficina de Auditoría Interna, Francisco Rodríguez.

El caso El Salvador

Human Rights Watch recuerda que desde que Nayib Bukele asumió el poder en El Salvador ha “socavado gravemente las instituciones democráticas”. A esto se suma que desde marzo del 2022 rige un régimen de excepción con el que suspende algunos derechos constitucionales como respuesta a la crisis de violencia por las pandillas, todo esto ha resultado en detenciones arbitrarias.

Actualmente, “el BCIE tiene 13 préstamos activos para financiar al gobierno de El Salvador, con fondos aprobados por un total de más de 1.300 millones de dólares” y se resalta que buena parte de estos préstamos están destinados a organismos estatales que están implicados en violaciones de derechos humanos como la Policía, Ministerio de Defensa, sistema carcelario o Fiscalía.

Con este contexto, HRW dice que Colombia “debería solicitar al BCIE que suspenda estos préstamos hasta que las autoridades de El Salvador establezcan las salvaguardas necesarias para garantizar que estos fondos no se utilicen para cometer violaciones de derechos humanos”.

El caso Nicaragua

HRW recuerda que la crisis de derechos humanos que vive Nicaragua desde 2018 por la concentración de poder en el gobierno de Daniel Ortega ha resultado en denuncias de violaciones generalizadas que incluyen asesinatos, encarcelamientos, violencia sexual, tortura, persecución política y deportaciones forzadas.

Bajo ese panorama, HRW pide a Colombia que garantice que el BCIE no está contribuyendo a la violación de derechos humanos en Nicaragua teniendo en cuenta que, actualmente, el Banco tiene activos 24 préstamos para Nicaragua que suman unos 3.500 millones de dólares que deben destinarse a proyectos de infraestructura pero que se desconoce al 100% para qué se utiliza el dinero.

“El gobierno de Colombia debería exigir una auditoría externa e independiente de toda la financiación otorgada a Nicaragua. Esta medida garantizaría que los fondos no contribuyan a violaciones de derechos humanos y sólo sean empleados para garantizar el ejercicio de los derechos económicos y sociales de los nicaragüenses”, resalta la ONG.