Guerra de videos y fotografías: miles de opositores a Bukele marchan y el gobierno se defiende

0
855
  • Una controvertida marcha en la que desfilaron varios miles de salvadoreños trajeron a la menoría imágenes del pasado reciente del conflicto armado que dejó al pais devastado económica y moralmente, con un saldo de 75.000 muertos.
  • La marcha que por semanas estuvieron promoviendo sectores opositores al gobierno para este domingo 17 de octubre se llevó a cabo en medio de incidentes de diferente naturaleza, provocados tanto por algunos de los grupos que rechazan las políticas del presidente Bukele como sectores afines a este incluyendo los cuerpos de seguridad.
  • Desde tempranas horas de la mañana del domingo la población salvadoreña comenzó a experimentar una guerra digital tanto entre los grupos y tuiteros que apoyaban la convocatoria para la marcha como del mismo presidente Bukele que insistía en restarle importancia, cosa que en política no es posible, aduciendo que la convocatoria no había tenido éxito. Esta vez el mandatario utilizó la red social para denunciar supuestas violaciones a los derechos humanos de la ciudadanía que supuestamente era agredida por los marchistas, para lo cual se valió de videos tomados del momento,

Desde tempranas horas de la mañana la población salvadoreña comenzó a experimentar una guerra digital mediante la cual el presidente Nayib Bukele se esforzaba en restar importancia a la marcha

  • “Por más que le busquen ángulo… la marcha es un fracaso y lo saben”, tuiteó el mandatario.
    Bukele afirmaba en su cuenta de Twitter que los opositores iban a tener que editar las fotos para dar una idea que la marcha fue masiva. “Ahora solo les quedará publicar fotos desde abajo, con tomas cerradas y tratar de sorprender a la comunidad internacional”, recalcó.
  • A pesar de que muchos vehículos provenientes de distintos lugares del país fueron detenidos por la policía en las entradas a la capital al filo del medio día la marcha, aunque no tan significativa como la anterior, logró reunir una multitud considerable de personas que se oponen a las medidas económicas, políticas y sociales que ha tomado el gobierno desde que el presidente Bukele asumió el poder.