Gobierno dice que FMI exige pacto político al país para acceder a un acuerdo precautorio

0
663

El Fondo Monetario Internacional (FMI) exigió a El Salvador un pacto entre partidos políticos sobre reformas fiscales para acceder a firmar un acuerdo precautorio que ayude al país a enderezar sus finanzas públicas, informaron fuentes oficiales.

“El FMI afirmó que solo puede prosperar y tener éxito un programa con ellos si se tiene consenso político sobre medidas fiscales”, aseguró a periodistas el secretario Técnico de la Presidencia y jefe del Gabinete Económico, Roberto Lorenzana.

Lorenzana y el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, se reunieron la semana pasada en Washington con altos representantes del FMI y el Banco Interamericano de desarrollo (BID).

“El FMI está contribuyendo al diálogo y búsqueda de consenso nacional para alcanzar acuerdos”, aseguró Lorenzana.

De acuerdo con Cáceres, el acuerdo precautorio beneficiaría al país en bajar el “costo de la deuda” 3 % a cambio de un “acuerdo mínimo del país” que exige organismo multinacional.

Las declaraciones fueron dadas horas después de que el presidente Salvador Sánchez Cerén, y su Gabinete Económico se reunieron con los líderes de los partidos con representación en la Asamblea Legislativa para informarles sobre las reuniones con el FMI y BID.

“Quiero agradecer a todos los partidos políticos por su asistencia, eso manda un mensaje de que tenemos la responsabilidad de buscar entendimientos”, dijo Sánchez Cerén.

El mandatario anunció que la cita se repetirá el próximo 22 de febrero en la Casa Presidencial (CAPRES) y remarcó que espera que estas conversaciones “retomen esa búsqueda de darle sostenibilidad al país en el corto, mediano y largo plazo”.

La Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), único partido que se mantiene en la oposición, abandonó el diálogo con el Gobierno luego de que el oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) no cumpliera una serie de acuerdos con los conservadores tricolor y a la par de sus tres partidos minoritarios satélites aprobaran el Presupuesto General de la Nación del 2017 sin sus observaciones.

El partido opositor ha asegurado que no retomará las negociaciones ni dará sus votos para emitir bonos o contratar préstamos hasta que el Gobierno corrija el presupuesto, el cual considera empeorará la situación de las finanzas públicas.

En 2016 ARENA apoyó la emisión de 550 millones de dólares en bonos de los 1.200 millones que pidió el Gobierno, y condicionó los 650 millones restantes a la inclusión en el Presupuesto 2017 el pago a las pensiones de los militares y un aumento de 8 % a los salarios de los trabajadores de Salud, entre otros puntos.

La polarización política salvadoreña, protagonizada principalmente por el FMLN y ARENA, llevó recientemente a la agencia internacional Fitch Ratings a bajar la calificación de riesgo de El Salvador de categoría “B+” a “B” y se espera mayor degradación a corto plazo.