Gobierno asegura completará acuerdo fiscal con partidos de oposición por $1.200 millones

0
657

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, aseguró que su gobierno pretende “completar” el acuerdo fiscal, mediante el cual las fuerzas políticas aglomeradas como oposición, bajo el liderazgo de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), le han dado un respiro financiero al gobierno del oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que se encuentra con sus finanzas públicas quebradas.

Sánchez Cerén recordó durante su programa de propaganda “Gobernando con la Gente”, que se ha logrado un “primer acuerdo” para la aprobación de la emisión de 550 millones de dólares en bonos y dejó entrever que su gabinete económico y asesores más cercanos mantienen reuniones “permanentemente” con los diferentes partidos, “para alcanzar la emisión de 1.200 millones”.

La Asamblea Legislativa aprobó el pasado 10 de noviembre, con los votos de ARENA, la emisión de 550 millones de dólares en bonos como un primer tramo para rescatar al gobierno efemelenista de su quiebra técnica financiera, la que lo lleva directamente al “default” con los organismos cooperantes y acreedores del país.

Según Sánchez Cerén, ya comenzó el proceso de colocación del monto aprobado, mediante el acuerdo con ARENA y las pequeñas fuerzas políticas de la Asamblea Legislativa.

Según el mandatario, de los 550 millones que la oposición le ha otorgado a su gobierno, un total de 307 millones de dólares serán para “convertir” Letras del Tesoro (Letes) en eurobonos, lo que equivale al 30,48 % de los 1.007 millones de dólares que El Salvador tiene en deuda de Letes, de acuerdo a cifras oficiales.

De igual forma, 82 millones de dólares serán utilizados para el pago del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de las Municipalidades (Fodes), que reciben mensualmente las alcaldías, dineros que de acuerdo a ley deberían salir del ingreso corriente del Estado, no de mayor endeudamiento, y 65 millones para el pago de salarios estatales, lo que abona aún más en profundizar el abismo fiscal en el que se encuentra el Gobierno de El Salvador.

Finalmente, 50 millones de dólares irán destinados a saldar deudas con pequeños y medianos proveedores del Gobierno y 46 millones para cancelar el supuesto subsidio a la electricidad que reciben los hogares.

De acuerdo al Presidente, el traslado completo del Fodes que el Ejecutiva adeuda a las municipalidades con varios meses de atraso, se concretará una vez se coloquen en el mercado los 550 millones de dólares en bonos, cuya fecha no concretó.