Geopolítica del mal

EN MEDIO ORIENTE … “La política es la continuación de la guerra, pero sin armas”, parafraseando a Carl Von Clausewitz modelo 2023

0
1608

En una guerra convencional dice Clausewitz, hay tres elementos que entran en juego:
Odio y animosidad
El genio y el juego de probabilidades
La razón del instrumento político

La interacción y la articulación entre estos tres vértices conformarían y definirían la naturaleza de la guerra.

En el caso de la guerra declarada finalmente por el gobierno Israel después del feroz y desalmado ataque sorpresivo de Hamás en la zona fronteriza de Gaza al sur de Israel (que en realidad es más cerca del centro de lo que se piensa), existió el primer elemento y suponemos que el segundo también y ahora toca el tercero que será la madre de todas las batallas, sin armas, a la que me refería al inicio de este artículo.

Dice Yuval Noah Harari en su artículo en La Nación de Argentina traducido al castellano:

“Mientras los cadáveres siguen amontonándose, el ganador de la guerra no será el que mate a más gente, ni el que destruya más casas ni siquiera el que consiga más apoyo internacional, sino el que logre sus objetivos políticos.

Las iniciativas de los partícipes en la geopolítica del siglo XX que continúan en el XXI no son transparentes, aunque si visibles tanto que cuando Hitler inicia el 1 de septiembre de 1939 la invasión a Polonia, y después seguirá a 10 países más, tenía en la retina dos objetivos principales: uno geopolítico y económico básicamente y un segundo que los judíos a los que atribuía los males de Alemania, vivían en esos países que iba a invadir.

Los objetivos racionales y los irracionales se unen generalmente en las mentes de aquellos que propagan las guerras “con armamento” que apoya en todos los casos objetivos políticos que incluyen los económicos, en casi todas, por no decir todas las guerras que conocimos durante estos siglos.

Hitler llamó a la invasión y dominio del vasto imperio nazi: espacio vital “lebensraum” y como era consciente que desataría una guerra, comenzó a planificar el conflicto bélico y las tecnologías necesarias para culminar haciéndose con dicho espacio que una vez más era un territorio que apoyaba su necesidad de clientes para esa máquina alemana que habiendo perdido la primera guerra mundial, atesoraba la ilusión de revancha que soñó durante el periodo entre guerras ayudado por el carácter alemán de primacía del hombre ario, del trabajo y esfuerzo conocidos del pueblo alemán.

Estos sucesos, estaban integrados dentro de unos movimientos europeos y asiáticos donde la Italia de Mussolini conquista Etiopía y Japón había invadido Manchuria en 1931 para invadir China en 1937 desatando la Segunda Guerra Mundial en Asia también.

Hitler firma un pacto de no agresión con la Unión Soviética, después de anexarse a Austria y la República Checa sin tener que recurrir a la guerra. este pacto asegura inicialmente la neutralidad de la URSS gobernada por el otro asesino, Joseph Stalin.

Solo cuando ya el ejército alemán se acerca a la Rusia Soviética en junio de1941 en la llamada “Operación Barbarroja”, Stalin entiende la jugada de Hitler y se desarrollan las batallas más significantes de esa guerra en la que los soviéticos finalmente ganan venciendo en el famoso invierno, de 1943 cuando se rinde Alemania ante el ejército rojo.

Esa misma Rusia,  en el contexto actual , continúa la  estela de la URSS, ya que sus principales acaudalados lideres seudo capitalistas hoy, provienen de la antigua KGB soviética, recibe la visita del líder exilado de Hamás para discutir ya sabemos hoy que asuntos era prioridad para el Kremlin, en mayo de este año al Dr. Musa Abu Marzuk, con el que estaban también Fathi Hamad  y Hossam Badran, ambos dirigentes de Hamás, que vuelven a reunirse en el Kremlin esta semana con alto funcionario ruso y el vice ministro de relaciones exteriores de Irán Ali Bagheri Kani, posiblemente  estos encuentros se realizaron para contrarrestar la hegemonía en West Bank de Mahmoud Abbás y previendo el futuro ascenso al poder allí, porque Hamás se está fortificando allí con ayuda de Irán ,según fuente de reconocido prestigio como el Mosad israelí y Rusia a pesar de estar en estrecha relación con Irán y recibir drones para su uso en la guerra de Ucrania, también compite en la reconstrucción que tendrá que suceder en Siria después de la cruenta guerra en esa zona y en Gaza, también presumiblemente a estos movimientos podríamos llamarlos el “Eje del Mal”.

Israel por su parte conduce durante decenas de años, desde sus inicios una relación umbilical con Estados Unidos e intenta con Europa con menos éxito y sin embargo a su vez flirtea con China entregándole la construcción y manejo de los puertos de Haifa y Ashdod y otras compañías lecheras y proyectos de construcción, mientras coquetea con India, USA, Arabia Saudita y Europa en un plan megalomaníaco de crear una ruta de mercancías desde India hasta el puerto de Haifa atravesando continentes y compitiendo con la nueva ruta de la seda que está desarrollando China con otros socios.

En el ámbito mediterráneo se mueven hilos entre Grecia, Israel y Turquía por la hegemonía de un conducto de petróleo bajo el mar para dotar a Europa de petróleo o gas lo que a su vez crea tensiones entre las partes intervinientes los últimos meses.

Mientras los gobiernos israelíes de los últimos 16 años, después de que Hamás tomase el gobierno en Gaza asesinando a sus oponentes de Al Fatah, tirándolos de los pisos superiores a la calle, creía que domaba al tigre Hamás que tenia en su casa como si fuera tigre manso y que dándole dólares y trabajo seria un aliado maligno pero viable, ellos preparaban con ayuda aparente, de momento, de Irán, una masacre y ataque de sorpresa que perpetraron finalmente el sábado 7 de octubre, con éxito impredecible o por lo menos no calculado por los múltiples servicios de información de Israel.

Podría dar más ejemplos de instrumentación políticos, bélicos y económicos, aunque en esta fase son suficientes a mi entender para mostrar la punta del iceberg de la confrontación entre los ejes.

Hay entonces que entender que en el planeta coexisten dos ejes superpuestos, y paralelos cuyos objetivos están a la vista de los que queremos ver.

Esta clara medianamente la mezcla de intereses de todos los participantes en esta geopolítica.

Nosotros israelíes, debemos visibilizar entonces cual es el EJE DEL MAL O LA GEOPOLÍTICA DEL MAL para ayudar a esclarecer de que lado de la sociedad política y económica queremos actuar, evitando ser sorprendidos otra vez por haber sostenido una concepción errónea, a la luz de los hechos ocurridos el 7 de octubre y días posteriores.

Israel esta ubicada en un entorno árabe suní y shiíta ahora también, que pugnan entre ellos por una hegemonía en Medio Oriente primero y luego expandirla hacia Europa, África y América latina.

Israel es un impedimento en sus planes de dominio territorial, especialmente para Irán que como es sabido pretende hacerse con el liderato religioso, territorial y económico de Medio Oriente, de momento.

En este “barrio” Israel debe ser fuerte y demostrarlo derrotando, desarmando y aniquilando al grupo terrorista Hamás hasta su rendición; ya que este último a osado atacar sorprendiendo a israelíes y al mundo entero por su capacidad de acción bélica que, a través de la manera sanguinaria de los asesinatos, violaciones, incendios y persecuciones a jóvenes en la fiesta de la música por la paz, ha mostrado su verdadera cara e intenciones.

Aun no esta claro si tienen también una estrategia política u objetivos a medio plazo, que ya veremos próximamente ya que este artículo lo escribo mientras aun no esta claras las decisiones de Israel de entrar masivamente a Gaza por tierra, mar y aire, su respuesta militar, política e internacional y sus consecuencias.

Es cierto que ya lo venían anunciando hace décadas (desde 1988) en su carta fundacional, su cometido como parte del movimiento religioso de los hermanos musulmanes, para llamar de alguna manera a ese “libelo”, que los guía y cuyo principal objetivo es desalojar matando a los judíos, israelíes principalmente en su tierra …  donde declaran: “que temen a D-os, levantan la bandera de la yihad, en la cara de los opresores” … “lucha contra los sionistas, muerte a los judíos” … “pide la creación de un estado islámico en Palestina en lugar de Israel y los territorios palestinos

Los habitantes de West Bank y de Gaza deberán decidir si quieren soluciones viables propuestas durante los últimos veinte años por Israel, Estados Unidos y Europa o persistirá en sus ciudadanos la sensación y realidad de oportunidades perdidas que ya es claro a donde conducen, ya que la organización terrorista Hamás según dicen expertos se haría con el poder allí también, si hubiese elecciones libres.

 CANAÁN, la actual Israel es y será la tierra libre, judía justa y democrática para todas las personas de bien, sea cual sea su confesión, que deseen habitarla en paz y respeto al prójimo, para seguir así las ideas de los padres del sionismo moderno.

Esta sería la razón del “instrumento político” que sostendría Israel después de terminar la guerra y desarmar al Hamás, para bien de los palestinos que deseen convivir en paz y progresando junto a Israel entre el Río Jordán y el Mar Mediterráneo, con fronteras seguras y defendibles.

Shimon Edenburg