GEOPOLITICA DE EL SALVADOR Y CHINA (Parte I)

0
1935

Por Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra.- La apertura de relaciones con China continental y, consecuentemente, su ruptura con Taiwán, se deben a muy diversas causas, a la vez políticas y económicas, nacionales e internacionales: juntas pueden traernos más males que beneficios.  Son causas del rompimiento con Taiwán: 1) El interés chino, de penetración en Centroamérica, 2) La corrupción de nuestros políticos y la primacía de los intereses económicos personales por sobre los intereses nacionales de largo plazo, 3) El  equívoco manejo diplomático de parte de Taiwán y, 4) La débil atención  de Estados Unidos, sobre sus intereses centroamericanos.

China fue, tradicionalmente,  país alejado y aislado de occidente; hoy, ideológicamente comunista, pretende un dominio universal, utilizando el mercantilismo como instrumento político. Aunque su población es de 1,379 millones, su mercado se limita  a 500 millones, pues la capacidad de compra, sólo está al  sur de Beijín, que es la única región  desarrollada. El resto de China,  aún vive en subdesarrollo.

La economía estadounidense es mayor que la de China, si se compara el producto interno bruto en dólares corrientes (sin el efecto de la inflación). Pero si la comparación se hace por poder de paridad de compra, China supera a EE UU. Esto nos indica el potencial de China, por lo que prevee un posicionamiento futuro, por sobre la economía norteamericana. Sin embargo, ésta ha sufrido una desaceleración que se agudizará, como consecuencia de la guerra comercial con Estados Unidos.

China ofreció al país latinoamericano que rompiese  relaciones con Taiwán y las estableciese con China continental, un bono de 1,000 millones de dólares. Suspendiose dicha  oferta, ante la posibilidad de una reunificación: fue reanudada, luego de la apertura democrática de Taiwán.

Geopolíticamente, Panamá se erigió como un gran epicentro de poder estadounidense en el continente, desde donde  se iniciaban las labores de inteligencia, de coordinación, aprovisionamiento y entrenamiento militar en la región, además de ser  zona de tránsito obligada para el comercio internacional, lo cual, en términos geopolíticos, no es otra cosa que el ejemplo más claro de lo que se conoce como la formación y establecimiento de un verdadero rimland (o tierra orilla),  Eso es pista para entender la visceralidad de la respuesta norteamericana y, la agresividad china.

El fallido intento de crear un paso ágil por Costa Rica y, el de construir un canal en el rio San Juan, le da a China,  tercera opción; construir  paso entre Cutuco y Santo Tomás de Castilla (proyecto ya propuesto originalmente, por Francisco Flores, al que se opuso el FMLN), para hacer un centro de acopio y distribución para Latinoamérica. Esto haría que el Canal de Panamá, perdiese parte de su valor geoestratégico; el polo panameño sería movido hacia El Salvador, convirtiéndose en un país pivote, controlado  y  respaldado un Gobierno y  potencia adversos a los Estados Unidos.

En el hemisferio occidental y, en el centro del Continente americano,  esta Centroamérica: son siete países que unen América del norte con América del sur y, a su vez, separan los Océanos Atlántico y Pacífico. Por su ubicación geográfica,  ocupa un lugar de gran relevancia en las relaciones comerciales y políticas, por lo que  destacan su importancia todos los expertos en geopolítica.

Por dicha situación, las pretensiones hondureñas sobre el Golfo de Fonseca, se están manifestando agresivamente: pues pretenden gozar de la bonanza que ofrece china y lo cual no podría ser, sin tener salida al pacífico y control de la zona donde se pretende explotación de pesca y de gas natural, lo cual disminuiría nuestro territorio.