GANA retira del pleno a diputada Salgado y permite endeudamiento del país por $900 millones más

0
1056

Con los votos del FMLN, GANA, PCN, PDC y los tránsfugas que aún pululan en los curules de la Asamblea Legislativa, 56 diputados votaron a favor de la emisión de $900 millones en Letras del Tesoro (Letes).

La autorización se logró en un segundo intento, luego que Sandra Salgado, diputada por la Gran Alianza para la Unidad (GANA), se negara en un primer llamado a votar por el mayor endeudamiento del país.

Tras la primera votación, el dictamen sobre la emisión de los Letes había regresado a estudio de la comisión de Hacienda.

Sin embargo, la dirigencia de GANA retiró a la diputada Salgado sorpresivamente del pleno para cambiarla con su suplente, Wilfredo Guevara, e inmediatamente el FMLN pidió votar de nuevo por el endeudamiento para lograr los 56 votos a favor. Sólo la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) votó en contra.

“Le di una lección al FMLN, lo que planteaba el gobierno con esa nueva emisión es como un cheque en blanco, no se detallaba como se tenían que usar los fondos y el partido no me consultó”, dijo Salgado a periodistas al ser consultada por su negativa a apoyar el voto ordenado por la dirigencia de GANA.

Lorena Peña, presidenta de la Comisión de Hacienda, había ofrecido en canje por los votos para la emisión de las Letes que la Ley de Responsabilidad Fiscal se podría aprobar en la última plenaria de la saliente legislatura, a cambio de la autorización del mayor endeudamiento soberano.

Al no lograr los votos en el primer intento despotricó contra la oposición y atacó fuertemente la decisión de la diputada Salgado de no votar.

“A más de alguna diputada le da pena votar por gastos justos para sacar adelante al país. Este es un dinero necesario, el pueblo tiene que ver lo que está haciendo la oposición”, dijo, refiriéndose a Salgado.

El Ejecutivo había insistido a través de los negociadores que envió a la plenaria de la Asamblea Legislativa, Hato Hasbún y el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, que los fondos se destinarían para atender urgentes obligaciones y necesidades del Estado, es decir, gasto público.