Funcionario de EEUU viene a Centroamérica por el problema migratorio

0
683

Gil Kerlikowske, Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EE.UU., viajará la próxima semana a El Salvador, Guatemala y Honduras para estudiar con los gobiernos del Triángulo Norte y sus respectivas embajadas formas de reducir la masiva llegada de menores no acompañados a la frontera entre EE.UU. y México, señaló un comunicado.

“Debemos trabajar en conjunto para establecer alternativas y para que la gente no tome ese camino tan peligroso para llegar a EE.UU”, dijo Kerlikowske, durante un alto a la visita de dos días que realiza en el estado de Arizona y en la que participó en un acto celebrado hoy junto con el comisionado asistente de la Policía Federal de México, Damián Canales.

Respecto al aumento de menores no acompañados detenidos en la frontera entre el 1 de octubre y el 30 de junio, periodo del presente año fiscal en el que se ha registrado un total de 43,280 menores, el funcionario estadounidense defendió que los números son menores que los de 2014, cuando se registró una ola migratoria que desató una “crisis humanitaria”.

“Ahora tenemos más recursos para enfrentar esta situación, contamos con transporte, servicio de comida y cuidado médico para ellos. Estamos mucho mejor preparados que en el pasado”, enfatizó Kerlikowske.

Las cifras en lo que va del presente año fiscal constituyen 62 % más que el mismo tramo del año fiscal 2015, cuando se reportaron 26,665 detenciones. El año fiscal 2014 se contabilizaron en total 57,478 menores no acompañados detenidos en la frontera sur.

Kerlikowske indicó que trabajan en un plan de trabajo conjunto con la Policía Federal de México para que la frontera se pueda vigilar desde el aire a ambos lados y exista una comunicación continua entre los departamentos policiales de los dos países.

“Ellos ven unas cosas del lado mexicano y nosotros otras de este lado,” explicó el comisionado, quien reiteró que el principal enfoque sigue siendo la seguridad de la frontera, además del comercio entre las dos naciones.

Durante el acto desarrollado en Tucson, que incluyó demostraciones por parte de las fuerzas de seguridad de ambos países, Canales aplaudió los esfuerzos de cooperación de las naciones vecinas, de gran importancia para combatir el crimen organizado y mantener la seguridad de las comunidades fronterizas, según dijo.

Kerlikowske y Canales visitaron el jueves la garita de entrada en Nogales, Arizona, donde pudieron observar el desarrollo de un programa piloto con miras a reducir el tiempo de espera en este puerto de entrada y en el que personal de aduanas de ambos países realizan de manera simultánea las revisiones.

Kerlikowske, quien dejará su puesto en diciembre, considera que la frontera entre EE.UU. y México se encuentra “más segura que nunca”, aunque reconoció que aún hay trabajo por cumplir.

Espera que parte de su legado, dijo, consista en dejar una agencia “más transparente”, más abierta al público, más sensible a las quejas sobre el uso excesivo de fuerza por parte de los agentes fronterizos.