Fiscal vincula a expresidente Funes a malversación en Casa Presidencial

1
1042

De acuerdo a declaraciones del fiscal General, Douglas Meléndez, las transacciones con las que el expresidente salvadoreño Elías Antonio Saca (2004-2009) habría malversado más de 246 millones de dólares continuaron al inicio de la gestión de Mauricio Funes Cartagena (2009-2014), la primera del FMLN, aseguró hoy la Fiscalía.

Según Meléndez, Saca encabezó una estructura que extrajo 246 millones de dólares mediante cheques, que fueron transferidos a cuentas de particulares y de los que 116 fueron retirados “en efectivo”.

“Pareciera que hubo una transición del Gobierno del presidente Saca hacia el del presidente Funes” porque “hemos encontrado que posteriormente (al final de la gestión de Saca) algunas cuentas siguieron recibiendo o transfiriendo fondos públicos”, aseguró Meléndez sin entrar en detalles.

Funes, asilado en Nicaragua desde septiembre pasado y que gobernó con el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ya afronta un proceso civil por supuesto enriquecimiento ilícito en más de 700.000 dólares, del que se ha derivado una investigación penal y en el cual se podrían acumular más delitos.

El exmandatario de la izquierda se considera un “perseguido político” porque cree que esas investigaciones en su contra son coordinadas por la “extrema derecha” de El Salvador, personificada por la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que llevó al poder a Saca. Sin embargo, el fiscal Meléndez aclaró que “en El Salvador no existen los perseguidos políticos, sino que, la ley persigue a los delincuentes”, refiriéndose directamente al expresidente que ha conseguido asilo.

La supuesta estructura de Saca que malversó los fondos estaba compuesta además por sus secretarios privado, de Comunicaciones y de Juventud, Elmer Charlaix, Julio Rank y César Funes, respectivamente, todos detenidos el domingo.

A ellos se suman Pablo Gómez, Francisco Rodríguez Arteaga y Jorge Alberto Herrera, “colaboradores directos del expresidente Elías Antonio Saca” y aún empleados de la Presidencia de la República bajo la presidencia de Salvador Sánchez Cerén, el segundo presidente por el FMLN, y que también sirvieron durante toda la Administración Funes.

De acuerdo con Meléndez, durante las investigaciones, iniciadas tres meses atrás, han determinado que al menos 6 millones de dólares fueron blanqueados “vía triangulación” a las empresas de Saca, que incluyen un reconocido consorcio de radios, por parte del exmandatario y Charlaix.

El fiscal general detalló que la acusación contra Saca y los otros seis imputados será presentada el martes en los tribunales, por los delitos de peculado, lavado de dinero y agrupaciones ilícitas.

La investigación, denominada “Destape Corrupción”, tuvo como origen un informe de la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia con el que se inició un proceso civil contra Charlaix por supuesto enriquecimiento ilícito en más de 18,7 millones de dólares.

Dicho informe establece que de una “partida secreta” del Gobierno, en la que se manejaban fondos para la inteligencia estatal, se libraron cheques a nombre de funcionarios y que este dinero finalmente acabó en las cuentas de Charlaix.

Comments are closed.