Fiscal Meléndez denuncia “clicas” en Organo Judicial y pide depurar malos jueces.

0
943

El Fiscal General de la República, Douglas Meléndez, hizo un llamado a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para que depure de lo que llamó malos jueces al sistema judicial y demandó que se investigue a la jueza Séptimo de Paz, Evelyn del Carmen Jiménez que conoció del caso Rais-Martínez.

Meléndez, aseguró que clicas no solo hay en las pandillas, sino también en el Órgano Judicial. Para el caso se refirió a la estructura que rodea el caso penal del empresario Enrique Rais y sus abogados, quienes habrían comprado a jueces y hasta psicólogos del Instituto de Medicina Legal. El fiscal aceptó que las pandillas también han infiltrado a la Fiscalía.

“No sabemos si el Órgano Judicial está preparado para ver estos casos de corrupción. (Refiriéndose al caso Rais-Martínez). Era una estructura en la fiscalía, los juzgados, Medicina Legal, por lo tanto era una estructura tipo clica” dijo el Fiscal. “Esto nos está llevando a determinar que no solo las estructuras (de las pandillas) tienen clicas, sino que también en esta estructura del sistema judicial hay clicas” agrego el funcionario.

El Fiscal insistió en que uno de los aspectos que generó más polémica durante la Audiencia Inicial contra Rais y el ex fiscal Luis Martínez, fue la negativa de la juzgadora a escuchar los audios (grabaciones) “siendo una de las pruebas principales de la FGR” según dijo.

Por otra parte, el fiscal Meléndez, dijo sentirse conforme con la decisión de la jueza 1ª de Paz, que conoció en audiencia inicial la denuncia del padre “Toño” contra el ex fiscal Martínez a quien acusó por el delito de divulgación de información y a quien la titular del tribunal ordenó instrucción con detención negándole cualquier medida alternativa a la prisión.

Según la acusación, Martínez habría “sacado” del Centro del Centro de escuchas los audios de llamadas telefónicas entre el padre Toño y pandilleros recluidos en diversos centros de detención del país, para divulgarlos en una reunión con la curia salvadoreña.

La defensa del ex fiscal Martínez trató sin éxito demostrar a la jueza 1ª de Paz que el contenido de las grabaciones supuestamente mostradas era información pública, pues ya habían sido judicializadas, pero ante las presiones de los fiscales, esta decidió enviar a Martínez a prisión.