FGR incauta un helicóptero del expresidente Alfredo Cristiani

Continúan los despojos de los bienes del expresidente Alfredo Cristiani sin que se conozcan ni hayan detallado cuál es el delito o delitos que se le atribuyen al exmandatario y sin que se le haya vencido en juicio alguno

0
583

Representantes de la Fiscalía General de la República (FGR) procedieron el viernes a la incautación de un helicóptero del expresidente Alfredo Cristiani (1989-1994), supuestamente valorado en 1,3 millones de dólares, según informó el Ministerio Público en Twitter.

El Ministerio Público indicó que se «continúan con las diligencias de investigación en el proceso contra el expresidente Cristiani», pero, hasta el momento, la entidad no ha detallado cuál es el delito o delitos que se le atribuyen al exmandatario.

De acuerdo con la Fiscalía, el helicóptero, marca BELL, modelo 505, color vino, era utilizado por Cristiani y su familia.

La aeronave, según agregó la institución, pasará a la orden de un juez de una corte Especializada de Extinción de Dominio para que sea administrado por el Estado, aunque el exmandatario no ha sido formalmente acusado de delito alguno ni vencido en juício.

La Fiscalía aseguró la semana pasada que ha intervenido 165 inmuebles supuestamente pertenecientes al expresidente Cristiani.

Además de los inmuebles, la entidad de investigación indicó que ha intervenido «15 productos financieros y la administración del bien productivo de las sociedades que pertenecían a Cristiani».

Los allanamientos comenzaron la noche del 1 de junio, después de que el presidente Nayib Bukele anunciara una «guerra» contra la corrupción y acusara públicamente a Cristiani de ser corrupto y «uno de los políticos que más daño le hizo a nuestro país» y que buscarían que devuelva «lo robado».

Cristiani, cuyo paradero se desconoce, gobernó El Salvador con la bandera de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) en la última etapa de la guerra civil (1980-1992) y firmó los acuerdos de paz con la entonces guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), lo que le valió ser llamado históricamente «el Presidente de la Paz».

En marzo de 2022, un juzgado de paz ordenó la detención del expresidente por la masacre de seis padres jesuitas, cinco de ellos españoles, y dos mujeres en 1989 en el marco de la guerra civil.

El 5 de junio, la FGR presentó el dictamen de acusación de la etapa de instrucción contra Cristiani y lo acusó de que «autorizó» la matanza.