Eugenio Chicas dice que crisis financiera del Gobierno es “artificial” y culpa de la oposición

0
1173

La crisis económica que enfrenta el país, que lo podría llevar a un “default” o impago, es “artificial” y se deriva de la falta de “voluntad y acuerdos políticos de parte de la oposición”, aseguró el martes el portavoz del Ejecutivo, Eugenio Chicas.

“La crisis no es un tema estructural; no es de crecimiento económico, porque este país viene creciendo económicamente, las exportaciones han aumentado al igual que las remesas y hay más producción, la cuestión es que esta crisis es artificial y responsabilidad de la oposición”, dijo Chicas.

El portavoz del Gobierno indicó, durante una entrevista en el canal de propaganda estatal, que “esta crisis artificial también ha sido provocada porque (el partido opositor) Arena no ha votado por el paquete (para la emisión) de los 1.200 millones (de dólares), y porque la Sala de lo Constitucional en 8 resoluciones cercenó la posibilidad de ingresos del Gobierno”.

El funcionario advirtió que esta crisis puede “volverse estructural si caemos en impago, o sea cuando el Gobierno no pueda cumplir sus compromisos internacionales”.

Chicas agregó que según la comunidad internacional la “crisis del país tiene que ver con la excesiva polarización que existe (…), en este caso de parte de la oposición que no quiere contribuir en absolutamente nada para sacar al país de donde se encuentra”.

Debido a un gasto descontrolado durante las últimas dos Administraciones, el Gobierno de El Salvador enfrenta actualmente un problema crítico de finanzas públicas que puede llevarlo a una situación de impago de su deuda de corto plazo.

El 21 de septiembre, el Gobierno admitió la posibilidad de caer en un “default” por esta deuda, lo que condicionó de manera irresponsable a que la Asamblea Legislativa aprobara una emisión de bonos por 1.200 millones de dólares a corto plazo, como “cheque en blanco”, es decir, sin control alguno por el resto de los actores políticos del país.

Según el Gobierno, la mayoría de este dinero serviría para convertir la deuda de Letras del Tesoro (LETES) en eurobonos; según expertos economistas, estos fondos serían para ser utilizados en medidas económicas de corte populista y mantener el gasto público desordenado.

Hasta el pasado septiembre, la deuda por Letras del Tesoro (Letes) de El Salvador alcanzó los 1.040 millones de dólares, según cifras del Ministerio de Hacienda.

De acuerdo a los economistas Claudio de Rosa y Luis Membreño, hasta antes del 2009 los LETES fueron manejados por el Estado de manera responsable, sin embargo, desde la primera Administración del FMLN, bajo la presidencia de Mauricio Funes Cartagena y la actual de Salvador Sánchez Cerén, el gasto del Gobierno ha devorado cuanto dinero cae en las arcas de Hacienda.

Durante los últimos 7 años, los Gobiernos del FMLN han impuesto a los salvadoreños 22 nuevos tributos, a pesar que los dos Gobiernos de izquierda han obtenido desde 2009 unos $25 mil millones de incremento en la recaudación tributaria.

Además de lo recaudado, las Administraciones del FMLN son las que más dinero han recibido en concepto de préstamos, unos $7 mil millones desde 2009, según datos que maneja el Ministerio de Hacienda.