¿Está cerca el final de la era Roca?

0
1003
(DigitalPhoto/aroca/DL)

Por Orestes Membreño.-

Directivos de la FESFUT han declarado recientemente que luego de la Copa de Oro de la CONCACAF, el trabajo de la Selección Nacional y del técnico Albert Roca será evaluado.

Sin embargo, en el fondo, no es más que el anuncio de que no bastará una actuación decente del equipo nacional para sostener al técnico y a su auxiliar Carles Cuadrat. “El objetivo es estar entre los seis primeros de la Copa Oro”, dijo Hugo Carrillo, miembro del actual directorio federativo, a la prensa deportiva.

Más claro no canta un gallo. La Selección Nacional deberá tener un espectacular torneo en tres partidos para que el actual técnico siga, o lo que es lo mismo, deberá alcanzar una posición que ninguno de sus antecesores ha logrado para seguir en el cargo, ya sea juegue mal y aún así lo logre.

Lo anterior se da bajo la lógica dirigencial. Aunque se juegue mal, pero se gana, todos estaremos contentos. Por eso indico lo de la actuación espectacular en tres juegos para sostener el trabajo de Roca, ya que de no superar la primera fase de la copa, ante Costa Rica, Canadá y Jamaica, lo más seguro es que lo quiten.

Hay algo que los dirigentes no dicen, especialmente Hugo Carrillo, quien fue el primero en bajarle el pulgar a Roca, y es que ya hubo reuniones en que se pusieron las cartas sobre la mesa y que Roca dio sus condiciones para rescindir el contrato en caso la dirigencia decida ya no contar con sus servicios.

Roca firmó por cuatro años, en el contrato se estableció que cada año habría evaluaciones, pero hasta donde sé, no se habla de finalización del mismo de manera unilateral, puede darse pero con negociación de por medio, no si una de las partes decide terminar la relación.

Lógicamente, podría terminarse si la Selección Nacional queda eliminada del clasificatorio rumbo a Rusia 2018.

Sin embargo, los federativos quieren terminarlo antes de que El Salvador juegue la tercera fase eliminatoria de la CONCACAF, por ello el duro objetivo de la Copa de Oro: quedar entre los seis primeros. Los directivos no han tenido el valor de decir públicamente que no están a gusto con Roca, sólo en privado, obviamente no les conviene.

De darse lo anterior, la eliminación de la Selección es un fracaso anunciado, ya que el técnico que sustituya a Roca tendrá menos de mes y medio para preparar al equipo nacional antes de los partidos oficiales del 31 de agosto y 8 de septiembre, y difícilmente pueda hacer más de lo que Roca haya podido hacer.

Nuevamente nos veremos en una situación en la que el perjudicado será el combinado nacional, habrá una nueva generación de buenos futbolistas perdida, y esta vez no por amaños, sino por la ceguera dirigencial que otra vez vuelve a desestabilizar con todas sus
armas, incluidos algunos medios de comunicación, el trabajo del seleccionador nacional.