Entre templos y ferias China celebra el Año Nuevo Lunar

0
720

Los chinos acudieron el lunes a templos y ferias para pedir buena salud y fortuna en el primer día del feriado del Año Nuevo Lunar.

Se trata de la festividad más importante del país, en la que millones de personas aprovechan para viajar desde sus ciudades de residencia a las de origen.

La gran festividad tiene su origen en el calendario lunar (en él, el año que empieza no es 2016 sino 4714), que determina el inicio de año en la luna nueva más próxima al día equidistante entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera.

Mientras que en la cultura occidental el signo del zodíaco está marcado por el mes en el que nacemos, en el de China es el año el que lo marca.

Además de utilizar la pólvora para alejar la mala suerte, los chinos acostumbran repartir fortuna entre sus seres queridos metiendo dinero en los hongbao (sobre rojo), una tradición adaptada ya a la era tecnológica, con la posibilidad de enviar versiones digitales a través de aplicaciones de móvil-

El rasgo distintivo del mono es que “se le ve como el animal más inteligente del grupo de los doce del zodíaco. Es activo, se puede decir que es valiente, tiene mucha curiosidad y fluidez al tratar con la gente” .

Aunque en general la sociedad china no ve el horóscopo como una predicción de futuro, sí hay ciertas supersticiones más o menos extendidas, como que las personas nacidas bajo el signo del mono vistan algo de color rojo (normalmente una pulsera) durante todo el año.

Desde anoche, cuando tuvo lugar la llamada Nochevieja china, los ciudadanos han estado usando petardos y fuegos artificiales de forma incesante, incluso por la noche, un hábito que encuentra sus raíces en que el fuego ahuyenta la mala fortuna –según la leyenda y que suele disparar los índices de contaminación.

China se despide de la cabra, uno de los signos más denostados de los doce del zodíaco lunar, digiriendo aún que en 2015 registró la peor cifra de crecimiento económico en 25 años (6,9 por ciento) y con la previsión de que en el 2016 sea inferior.