Entre incertidumbre y populismo Costa Rica elige a su próximo presidente este domingo

0
1148

En medio de la incertidumbre y de una inesperada fiere populista, este domingo se realiza en Costa Rica la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. La disputa está entre Fabricio Alvarado, del Partido Restauración Nacional de creencias cristianas, y Carlos Alvarado, del Partido Acción Ciudadana de ideología socialdemócrata y progresista.

Ambos candidatos tienen ideas opuestas en la mayoría de los temas, lo que ha suscitado una polarización considerable en el país.

Carlos Alvarado Quesada es un politólogo de 38 años. Ha trabajado como asesor político en la Asamblea Legislativa de Costa Rica, ha sido ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y ministro de Trabajo y Seguridad Social.

Entre sus propuestas está mejorar la educación sexual, luchar contra la discriminación de la población LGBTI e impulsar la ciencia y la tecnología.

Fabricio Alvarado es predicador cristiano de 43 años y no cuenta con un título universitario. Su campaña ha estado basada en resaltar el valor de la familia, el estilo de vida cristiano y la lucha contra la pobreza. En la primera ronda arrasó en las provincias marginales donde los índices de pobreza son altos y las iglesias evangélicas tienen muchos fieles.

Entre sus propuestas está derogar el decreto que permite la fecundación in vitro (FIV), no apoyar el matrimonio homosexual e impulsar la empresa privada en mercados de servicios públicos.

Las dos opciones han causado gran controversia entre los costarricenses y este domingo se definirá cuál será el gobierno que tendrá Costa Rica los próximos cuatro años.

En total son 3,3 millones de personas las convocados a las urnas, pero la fecha coincide con el Domingo de Resurrección en Semana Santa, cuando muchas personas aprovechan para tomar vacaciones. Medios locales reportan que las ciudades están vacías y las playas llenas.