Enfrentamiento entre vigilantes y pandilleros deja al menos 6 muertos en el Centro de San Salvador

0
962

Al menos seis personas fueron asesinadas esta mañana en el Centro de San Salvador, como producto de enfrentamientos entre vigilantes y pandilleros. La violencia inició en los alrededores del Mercado Central, de acuerdo a un informe de la Fiscalía General de la República (FGR).

El estallido de violencia comenzó poco antes de las 11 a.m., cuando un vigilante de seguridad que supuestamente trataba de impedir una extorsión, fue asesinado a sangre fría por pandilleros entre la 4ta calle poniente y 5a Avenida Sur, lo que originó que la balacera se trasladara otros lugares de la zona con el resultado de por lo menos cinco pandilleros y un número no determinado de heridos.

Según testigos en el lugar dijeron que un grupo de vigilantes privados que labora en la zona decidió tomar la justicia en sus manos aduciendo que no había elementos de la policía en el lugar, abriendo fuego sobre los pandilleros que huían del lugar dando muerte  a cinco de los que asesinado a su compañero de guardia. Unos de los muertos cayó en las cercanías de la iglesia El Calvario, dos en la calle Gerardo Barrios, uno en la quinta y otro en la séptima avenida.

La balacera provocó pánico en el Centro de San Salvador, por lo que cientos de negocios decidieron cerrar sus puertas, recordando al conflicto armado finalizado hace más de veinticinco años.

Voceros de la Policía Nacional Civil (PNC) aseguraron a los medios que el múltiple asesinato está relacionado a una pugna entre pandillas y vigilantes. Las personas que laboran en la zona no confirmaron la versión oficial.

Luego de ocurridos los asesinatos, la policía inició un operativo en la zona, capturando cinco personas sospechosas de hab er participado en los hechos y decomisaron un taxi en el que transportaban a pandilleros heridos supuestamente para recibir atención médica.

La PNC, delegación Centro, pidió refuerzos a la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO), a unidades especiales y a Inspecciones Oculares de Mejicanos y San Marcos para procesar las escenas del crimen.