El temor por medidas migratorias crece en Estados Unidos

0
781

“Unos papás fueron arrestados y unos niños menores de edad terminaron en custodia del estado porque los papás no tenían ningún arreglo (un plan)”, cuenta Belisa Urbina, directora de la organización Ser Familia, que trabaja en el desarrollo familiar en el estado de Georgia.

Este es solo uno de los casos que ha conocido la organización y es una de las historias que han aparecido en las últimas semanas como resultado de las políticas migratorias aplicadas por el presidente de EE.UU., Donald Trump, y que aumentan la angustia entre los inmigrantes indocumentados, especialmente latinos.

El nerviosismo se ha acrecentado luego del comunicado que emitió la Casa Blanca esta semana, en el que se explica al Departamento de Seguridad Nacional cómo aplicar las órdenes ejecutivas firmadas por Trump y qué casos priorizar.

Alrededor de 11,1 millones de inmigrantes sin papeles viven en EE.UU., según el Research Center. Cerca de 5,9 millones son de México; más de 1,2 millones, de El Salvador; 700.000, de Guatemala, y 400.000, de Honduras, según expertos.

Muchos de ellos viven con temor a deportaciones masivas, aunque el secretario de Seguridad de EE.UU., John Kelly, dijo que no será así y que se enfocarán en los que tienen antecedentes criminales.

Sin embargo, ante el temor, organizaciones que trabajan con inmigrantes han lanzado campañas de recomendaciones a los indocumentados.

Entre los consejos que se dan están el no abrir la puerta a agentes de migración si no tienen la orden de un juez. No hablar ni firmar nada hasta pedir un abogado. Saber que si entrega documentos falsos o si miente se podrían levantar cargos, incluso penales.

Al ser detenido se tiene derecho a hacer una llamada. Abogados agregan que se debe preparar un plan para que quien reciba esa llamada sepa qué puede hacer. Memorizar el número de un abogado u organización de migrantes. Pensar a quién consultar si llega a ser detenido e incluso dejar un poder para que alguien tome decisiones sobre sus hijos y de sus posesiones.

Si la redada es en el sitio laboral, no huir, ya que si buscan a otra persona podría abandonar el lugar en calma.

Urbina comenta que muchos inmigrantes en Georgia están muy preocupados. “Ha habido redadas, estamos viendo a personas que se llevan en esas redadas por motivos pequeños, que no habíamos visto antes”, dice.

Ella agrega que a Ser Familia le han informado que las cárceles están llenas las últimas semanas y que incluso se están llevando a personas que arrestan en Georgia a otras localidades como Colorado, a más de 20 horas en carro.

Urbina añade que en Georgia hay alrededor de “15.000 ecuatorianos”, pero que la mayoría son mexicanos.

Dos terceras partes del total de sin papeles están en EE.UU. por más de diez años. Ahora en nombre de la seguridad nacional pueden ser deportados. En Nueva York hay 170 delitos por los cuales un inmigrante podría ser detenido.

El investigador Alex Nowrasteh, del Cato Institute, dijo a periodistas que, según estadísticas, “los inmigrantes cometen menos delitos que los nativos o no tienen impacto en las tasas de delitos”.