Real Madrid golea 5-2 al Liverpool

Fue la primera vez que el combinado británico recibió 5 goles en su estadio en la Champions League. La revancha de los octavos de final será en el Santiago Bernabéu

0
403

El Real Madrid se sobrepuso a un pésimo arranque en Anfield y dejó muy encauzada su clasificación para los cuartos de final de la Champions League con una contundente victoria por 2-5 ante un Liverpool que empezó con mucho ímpetu pero que acabó desmoronándose por culpa de su calamitosa actuación en defensa. Vinicius y Benzema, con dos goles cada uno, y Militao colocan al equipo madridista en una situación ideal para afrontar el segundo partido en el Bernabéu. La reacción blanca permitió que Courtois se redimiera tras un grave error que permitió que Salah marcara el 2-0. Luego Vinicius salió al rescate de su equipo con dos goles que le dieron la vuelta al partido.

Lo ocurrido en el primer tiempo dejó en evidencia a las defensas de ambos equipos. La tiritona inicial del Real Madrid se tradujo en un golazo de tacón de Darwin Núñez nada más arrancar el partido y en un segundo tanto de Salah que dejó en evidencia al que algunos consideran como el mejor portero del mundo, Thibaut Courtois. El belga no supo controlar una cesión complicada de Carvajal y le regaló el balón al delantero egipcio. El Liverpool golpeó de salida aprovechando la bisoñez que exhibió en estos primeros minutos la zaga blanca.

El tembleque general blanco provocó un 2-0 que hizo que se encendieran todas las alarmas. Dio la sensación en esa primera fase de que el equipo de Klopp estaba dispuesto a sentenciar la eliminatoria en la ida con una goleada, pero el espejismo apenas duró 21 minutos. Es el tiempo que necesitó Vinicius para aparecer y demostrar que cuando deja de lado su lado más macarra es un jugador determinante. El brasileño salió al rescate de su equipo. Primero recortó distancias con un latigazo con la pierna derecha y luego marcó el 2-2 aprovechando otro error de principiante de Alisson. El despeje del portero brasileño impactó en el extremo madridista y se coló en la portería.

La caída del equipo local fue tan evidente como la pésima entrada que hizo el cuadro visitante, que incluso tuvo una clara oportunidad en el descuento para ponerse por primera vez por delante en el marcador, aunque Robertson fue providencial al rebañarle el balón a Rodrygo, que ya se relamía viendo el pase que le había servido Vinicius.

El hundimiento del Liverpool se intensificó tras el descanso. La defensa ‘red’ siguió haciendo aguas. Nada más arrancar el segundo tiempo Militao remató completamente solo en el área pequeña un balón que le sirvió Modric y puso el 2-3 en el marcador. Y ocho minutos después Benzema aumentó las diferencias con un remate que sorprendió a Allison tras cambiar de trayectoria al tocar en Joe Gomez. Entre ambas acciones el árbitro y el VAR se hicieron los suecos con un claro empujón de Carvajal a Darwin Núñez dentro del área.

Los blancos remaban ya con el viento a favor y no desperdiciaron la primera ocasión que tuvieron para dejar sentenciada prácticamente la eliminatoria con el definitivo 2-5 de Benzema tras un rápido contragolpe. De ahí al final fue un recital de impotencia del equipo de Klopp.