El Cuscatlán se vistió naranja y San Miguel de verde

0
1204

El estadio Cuscatlán se vistió de naranja y San Miguel de verde, luego que el equipo de los míticos terminara ganando por 1 a 0 al Águila apoderándose así de la corona como campeón en la final de la clausura 2016.

Los emplumados buscaban su corona 16, mientras que el Dragón quería sorprender al favorito y alzar el tercer campeonato para sus vitrinas.

El Águila salió decidido a marcar pero rápido se notó que habían dejado sus brújulas en la Sultana de Oriente; por que lo intentaban, pero sus disparos no encontraban la red del contrario.

Su línea ofensiva se apoderaba del área rival desde los primeros minutos y tal como se esperaba era el Dragón quien esperaba con paciencia en su propia área. Pasado el primer tiempo y con un gol en contra, la desesperación se adueñó de los emplumados.

Fueron 95 minutos de entrega. Club Deportivo Aguila y CD Dragón lucharon desesperadamente por adueñarse de la Copa que los acreditaría camapeones de la final del 2016 pero la lucha, aunque a muerte fué infructuosa.

Los cuatro minutos de «vendaje» que dio el árbitro central solo sirvieron para demostrar la valentía de 22 jugadores que hicieron del coloso de Monserrat un campo de lucha inolvidable.

Finalmente Dragón logró el sueño  al conseguir su tercera corona en el fútbol salvadoreño.