El BID y el Banco Mundial redactaron un acuerdo para trabajar juntos en temas de América Latina

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo también se reunió durante la cumbre de París con la directora del FMI Kristalina Georgieva para encontrar caminos en los que las instituciones cooperen en proyectos sobre cambio climático

0
291

Los desafíos globales, especialmente los vinculados al cambio climático, hacen que los organismos multilaterales de crédito estén empezando a cambiar sus formas de relacionarse. De a poco, dejan de verse como competidores que buscan ganarles espacio a sus rivales para poder brindarle financiamiento a los países y entienden que es más importante la colaboración entre ellos.

Hace dos semanas fue simbólico que el primer viaje del nuevo presidente del Banco Mundial, Ajay Banga, fuese junto al presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Ilan Goldfajn, por América Latina y el Caribe. Ahora, el Fondo Monetario Internacional y el BID también anunciaron que buscarán la forma de empezar a trabajar juntos.

El flamante presidente del Banco Mundial, Ajay Banga, junto al presidente del BID, Ian Goldfajn en su reciente visita conjunta a Perú (@igoldfajn)El flamante presidente del Banco Mundial, Ajay Banga, junto al presidente del BID, Ian Goldfajn en su reciente visita conjunta a Perú (@igoldfajn)

Goldfajn dijo este lunes que el BID y el Banco Mundial están trabajando para firmar en las próximas semanas un memorándum de entendimiento para avanzar en un trabajo conjunto entre ambas instituciones que permita hacer más eficiente la cooperación con los países.

“Nos conocemos desde hace muchos años (con Banga) y dijimos ‘vamos juntos y enviemos esta señal que es importante’. Ahora estamos sentados detrás de la señales a ver cómo podemos hacer para cooperar. Estamos trabajando en un memorándum de entedimiento. Yo tengo tres prioridades. Estamos trabajando y probablemente lo vamos a anaunciar pronto”, dijo Goldfajn durante un evento organizado por el Atlantic Council en Washington.

En el evento, propuesto por este think tank para dialogar sobre qué rol y oportunidades tiene el sector privado para potenciar el desarrollo en América Latina, el presidente del BID dijo que la forma de poder realmente impulsar a la región es logrando escala y que eso una institución sola o las instituciones públicas en solitario no lo pueden hacer.

Goldfajn definió que el trabajo que pretende realizar desde el BID con dos pasos: escala e impacto. “Necesitamos al sector privado. Necesitamos trabajar con otras multilaterales. Es un desafío global y para eso necesitamos escala”, dijo. El segundo aspecto, aseguró, para poder tener logros es impactar en lo que la institución realiza. Para ello, aseguró, es imprescindible tener foco y elegir bien los sectores en los que va a intervenir. “Escala e impacto, requieren colaboración”, agregó el presidente del BID.

“Vamos a trabajar en conjunto. No solo estamos hablando, estamos trabajando y hablando”, dijo Goldfajn.

En ese sentido dijo que su idea no es solo trabajar junto al Banco Mundial, sino también con otras instituciones multilaterales. Para ello la semana pasada, durante la cumbre realizada en París para abordar cuestiones de financiamiento y cambio climático, se reunió con la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.

El objetivo es que ambas instituciones puedan colaborar en temas de cambio climático. Un comunicado conjunto del FMI y el BID de la semana pasada, luego de la reunión, destaca que lo que se busca es fortalecer “los esfuerzos conjuntos para identificar y diseñar reformas y proporcionar desarrollo de capacidades en apoyo de los objetivos climáticos”, además de ayudar a atraer inversiones y capital privado.

Según dijo Goldfajn este lunes, entienden que ambas instituciones pueden ser complementarias. Mientras que el FMI aborda el tema desde los riesgos macroeconómicos que el cambio climático genera en los países, el BID se enfoca en proyectos para abordar el tema.

Puso como ejemplo que el FMI tiene algunos programas piloto en cambio climático y tres son en la región: Barbados, Jamaica y Costa Rica. El BID está interesado en complementar allí lo que el FMI realiza con esos países.

Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (Lewis Joly/vía REUTERS)Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (Lewis Joly/vía REUTERS)

Georgieva dijo en el comunicado conjunto que para el FMI “es una gran satisfacción iniciar un nuevo capítulo de colaboración con el BID para ayudar a los países a enfrentar el impacto del cambio climático, que amenaza el crecimiento, el empleo y la prosperidad en América Latina y el Caribe”.

El cruce de caminos de América Latina según el BID

En el evento del Atlantic Council, Goldfajn manifestó que América Latina y el Caribe están en un “cruce de camino”. “La región, en vez de pedir por ayuda y recursos, puede pasar a ser parte de las soluciones”, dijo el presidente del BID.

Debido a los desafíos que existen, dijo, América Latina está muy bien posicionada para dar soluciones. En primer lugar en materia de clima y energía. “La región tiene claramente ventajas para ofrecer energía limpia, minerales que el mundo necesita y que son críticos, como el hidrógeno”, aseguró.

En segundo lugar, otro de los grandes problemas que enfrenta la humanidad es la inseguridad alimentaria. “Este es el lugar en el mundo donde tenemos la habilidad de producir alimentos para 1.200 millones de personas. Pero con los incentivos correctos, con los caminos correctos para atraer al sector privado, podría alimentar a 10.000 millones de personas. Eso sería un cambio en las reglas de juego”, dijo el presidente del BID.

Por último, aseguró Goldajn, América Latina es la región donde puede haber avances concretos en biodiversidad especialmente en el Amazonas. “Estamos trabajando en un programa regional allí”, dijo.

“Tenemos energías limpias, biodiversidad, seguridad alimentaria. Son cuestiones enormes donde la región puede ser complementaria con el resto y ofrecer soluciones”, aseguró el presidente del BID, que agregó otras áreas como las fintech y las tecnologías donde la región puede aportar.

“Necesitamos ser proactivos. Tenemos que encontrar los incentivos correctos y respetar el estado de derecho y las reglas. Tenemos que hacerlo funcionar”, dijo.