Daniel Ortega recrudece violencia contra periodistas

0
1113

Agencias/DL.- Los antimotines, cubiertos con su armadura de protección, salieron en fila de la sede de la Policía Nacional cargando sus porras y escudos antidisturbios que utilizaron para dispersar a los comunicadores, constató Acan-Efe.

“¡Empujen!”, “¡Van a la verga hijos de puta!”, gritaron, entre otros, los agentes antidisturbios a los comunicadores, mientras los empujaban y los amenazaban con sus porras, que golpeaban sus escudos.

Los periodistas cubrían una denuncia que interpondría Carlos Fernando Chamorro, director de un grupo de medios de comunicación que fue allanado en las últimas horas por la policía, y que pediría explicaciones al respecto.

Además, la policía de Nicaragua allanó y se tomó por la fuerza la ONG Centro de Información de Asesoría en Salud (CISAS), fundada por la activista nicaragüense-costarricense Ana Quirós, expulsada a Costa Rica el 26 de noviembre pasado.

Esa ONG informó que agentes de la Dirección de Operaciones Especiales (DOE) de la Policía Nacional llegaron el viernes en la noche a bordo de camionetas y microbuses, expulsaron a los vigilantes y “tomaron posesión” de las oficinas de CISAS.

El Parlamento de Nicaragua, controlado por los sandinistas, despojó de la legalidad a CISAS por presuntamente “haber incumplido gravemente sus obligaciones legales” y sus estatutos, así como haber “desnaturalizado su personería jurídica”, “alterar el orden público”, “desestabilizar el país” y “afectar la seguridad ciudadana”.

 

LGolpes e insultos.  Policías antimotines empujaron y dijeron palabras soeces a los periodistas que llegaron a Plaza del Sol.a policía ha allanado en los últimos dos días las sedes de siete ONG y un grupo de medios de comunicación.

Chamorro denunció la confiscación del edificio donde funcionan las revistas digitales Confidencial y Niú, y los programas televisivos Esta Semana y Esta Noche. Aseguró que policías irrumpieron a la fuerza en sus oficinas ayer en la madrugada, 24 horas después de haber sido allanada, y expulsaron a los vigilantes.

Al llegar a la sede de la policía, un oficial dijo a Chamorro que se retirara porque estaban en una zona de seguridad y acto seguido dio orden a los antidisturbios de replegarlos con sus escudos y porras.

Previamente Chamorro, galardonado con el IV Premio Casa América Catalunya a la Libertad de Expresión en Iberoamérica en 2009, y en 2010 con el premio María Moors Cabot, había denunciado “una ocupación de facto, una ocupación ilegal, una toma militar” de sus oficinas, en Managua.

Chamorro explicó que los oficiales han acudido en los últimos dos días al edificio de ese grupo de medios como que si se tratara de la sede del Centro de Investigación de la Comunicación (CINCO), del que fue director y al que la Asamblea Nacional quitó la personalidad jurídica, y cuyas oficinas quedan en otro lugar.

Chamorro tildó esa “ocupación de facto” como “un ataque contra medios de comunicación independientes, contra la libertad de prensa, la libertad de expresión y también contra la libre empresa”.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) repudió nuevamente  la “escalada represiva y de censura” contra periodistas en Nicaragua, de la que responsabilizó al presidente Daniel Ortega y a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

“El Cenidh repudia la escalada represiva y de censura del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo contra periodistas y medios de comunicación independientes de Nicaragua, con la intención de silenciar sus voces”, destacó el Cenidh en un comunicado.