¿Cómo reducir el consumo de datos móviles?

0
1060

Con la irrupción de los smartphones y la popularización de las redes sociales, los usuarios se han acostumbrado a utilizar sus teléfonos móviles como algo más que llamacuelgas. En este nuevo escenario, donde las aplicaciones de streaming como YouTube y Netflix son imprescindibles, la conectividad a Internet y los datos se han convertido en algo tan básico como la batería.

La tarifa plana de Internet en el móvil no es la norma, la mayoría de usuarios tienen que adaptarse a los límites de su plan de datos y cuidarse de no consumir todos los megas antes de terminar el mes.

Aunque podemos controlar y prever nuestro consumo, siempre hay un riesgo de pasarnos del límite y tener que saltar de punto WiFi en punto WiFi hasta que se renueve el ciclo de facturación. O incluso peor, depende del operador de telefonía podríamos encontrarnos con facturas inesperadas.

¿Somos adictos al teléfono móvil?

La experiencia satisfactoria navegando por Internet con el móvil es más frágil de lo que parece. Es importante tener en cuenta los megas disponibles para evitar sorpresas desagradables. No obstante, configurando el teléfono adecuadamente podemos exprimir mucho mejor el rendimiento de nuestros datos. En esta lista les proponemos 10 maneras muy básicas de minimizar el gasto de datos en un smartphone Android.

WiFi gratis siempre que podamos

Hoy en día, muchos restaurantes, cafeterías, hoteles, comercios… ofrecen conexión WiFi gratis a sus clientes. Aprovechar estos servicios es una estupenda manera de ahorrar datos móviles. En el menú de Android podemos distinguir las redes abiertas de las privadas porque estas no están señaladas con el icono de un candado. Los usuarios pueden conectarse sin necesidad de códigos ni contraseñas, solo tenemos que estar cerca de uno de estos puntos de acceso.

Sin embargo, conectarnos a las redes públicas entraña un riesgo que debemos tener en cuenta. Es posible que haya algún ciberdelincuente espiando nuestras acciones, por lo que debemos extremar las precauciones. Lo mejor es no introducir información sensible ni iniciar sesión en servicios como la banca electrónica. Si queremos hacerlo igualmente, es recomendable utilizar una red privada virtual (VPN) para mantener nuestra información segura.

Comprobar la configuración de las aplicaciones

Los usuarios a menudo acumulamos aplicaciones que, sin saberlo, consumen recursos en segundo plano. Además de gastarnos los megas actualizando bases de datos y demás, también afectan a la batería del móvil, por lo que es recomendable vigilar la actividad de las apps del smartphone.

Para ello debemos acceder a los Ajustes del smartphone, después Uso de datos y comprobar qué aplicaciones están consumiendo más datos. Podemos desactivarlas, desinstalarlas o “restringir los datos de la aplicación”.

Sincronización

Las redes sociales como Facebook consumen muchos datos, pero los servicios de streaming como YouTube, Spotify, Vine y otros sites de vídeo y música son los grandes responsables de la escasez de megas. Un vídeo breve de 10 minutos en HD puede restarnos hasta un 5% de nuestro pack de datos mensuales.

Como alternativa, si hay una canción que escuchamos constantemente, por ejemplo de camino al trabajo o en el gimnasio, lo mejor es descargarla para poder reproducirla offline. Podemos sincronizar nuestras listas de reproducción con el teléfono para escuchar música sin que nuestra factura se resienta por el consumo de datos.

El límite de datos del móvil

Android incorpora una herramienta para gestionar el consumo de datos que nos permite establecer límites y generar alertas muy útiles. En la sección de conexiones inalámbricas y redes en los ajustes del teléfono, seleccionamos “Uso de datos”. Lo primero que observaremos es una gráfica donde se representa visualmente el porcentaje de datos usados en un periodo de tiempo que podemos personalizar dependiendo del ciclo de facturación de nuestra operadora móvil.

En la gráfica hay dos líneas que podemos mover a nuestro gusto: la barra naranja es el límite llegado el cual se nos alertará de que nos aproximamos al tope de megas disponibles del mes; la barra roja, solo disponible si tenemos activada la casilla “establecer límite de datos móviles” interrumpirá totalmente la conexión a Internet cuando el consumo llegue hasta este punto.

Deshabilitar las actualizaciones automáticas

La actualización automática de nuestras aplicaciones, algo que sucede en segundo plano sin que la mayoría de los usuarios sean ni siquiera conscientes, es uno de los principales causantes del consumo de datos. Esto se puede cambiar desde Google Play Store, en el menú emergente de la izquierda.

En los Ajustes de la Play Store nos encontramos con “Actualizar automáticamente” justo en la parte superior de la lista. Al hacer clic se deplegará un nuevo submenú donde deberemos seleccionar “Actualizar las aplicaciones automáticamente solo a través del WiFi”. Para gestionar cada aplicación de manera individual, podemos buscar esta misma opción en Aplicaciones del menú de Ajustes.

Más Bluetooth, menos datos móviles

El WiFi desbancó a los infrarrojos y, en parte, también al Bluetooth. Esta tecnología inalámbrica nos permite enviar archivos grandes a otros usuarios sin necesidad de conectarnos a Internet. Ciertamente, la proximidad es una de las limitaciones del Bluetooth, pero si el destinatario está cerca es una muy buena manera de ahorrar datos.

Para usarlo, tendremos que localizar el contenido que deseamos compartir, desplegar sus opciones y, a continuación, seleccionar el icono de Bluetooth. Después, solo tendremos que elegir el dispositivo de destino entre una lista. Es importante tener en cuenta que el dispositivo de destino también deberá tener activado este sistema inalámbrico de transferencia de archivos.

Establecer límites al streaming

Como hemos señalado antes, los servicios de streaming de vídeo son, con amplia diferencia, los mayores consumidores de datos de nuestro teléfono. No obstante, todos los archivos de última generación, como una fotografía RAW, pesan más megas que sus equivalentes de hace algunos años. Un vídeo en alta definición capturado con un iPhone reciente puede alcanzar los 200 megabytes.

Por esta razón es recomendable tener siempre presente las dimensiones reales de nuestras imágenes y vídeos. Lo mejor es evitar subirlos a Internet o compartirlos con nuestros amigos a través de la mensajería instantánea, a menos que contemos con un plan de datos móviles que pueda resistir tal gasto.

Restringir datos de referencia

Una de las formas más rápidas y efectivas de ahorrar nuestros megas es restringir los datos en segundo plano. Este tipo de datos son los que no consume directamente el usuario navegando por Internet y utilizando aplicaciones, nos referimos a la sincronización del correo electrónico, a las actualizaciones de apps, a los widgets del tiempo…

Para restringir los datos que operan en segundo plano abrimos los Ajustes de Android, seleccionamos “uso de datos” y, en la misma interfaz donde antes veíamos la gráfica y establecíamos los límites a nuestro consumo, ahora pulsamos sobre cualquiera de las aplicaciones. Una vez dentro del submenú de alguna app podremos ver la cantidad de megas que han consumido en background y también podemos habilitar o deshabilitar la opción de “restringir datos de referencia”.

Apps offline

Una parte importante de la población es consumidora de videojuegos. Aunque al hablar de videojuegos nos vengan “títulos triple A” a la mente, Candy Crush, Farm Ville o Criminal case son entretenimientos de este tipo también. Muchos de estos juegos requieren acceso continuo a Internet, en parte como medida de seguridad y en parte porque cargan datos online constantemente. Pero también hay videojuegos que se pueden disfrutar offline. Estos son los más apropiados si queremos ahorrar datos móviles.

Por eso, lo mejor es contar con una colección de aplicaciones y juegos que nos permitan distraernos, entretenernos un rato (en el metro, por ejemplo) y que no descarguen información de Internet. De esta manera podremos despreocuparnos del consumo de datos y ahorrar megas de nuestra tarifa.