CNR recibió pagarés por $5.6 millones por “conceptos desconocidos”

0
1355
Bernardo Pizarro, exgerente de Grafcan.

El Centro Nacional de Registro (CNR) habría recibido de la UTE Grafcan-Toponort, de España, pagarés por $5.6 millones, los cuales no estarían debidamente justificados, según las autoridades del gobierno de las Islas Canarias.

Bernardo Pizarro, exgerente de Grafcan, empresa pública del Gobierno de Canarias, España, fue acusado de haber firmado varios pagarés a favor del CNR por valor de 5,6 millones de dólares, por “conceptos desconocidos”.

La operación se habría realizado durante la administración del ex presidente Mauricio Funes Cartagena.

Según noticias publicadas este viernes en los medios informativos de Tenerife, Islas Canarias, España, Pizarro fue cesado de sus funciones en febrero de su cargo y finalmente despedido hace unas tres semanas, luego de tener conocimiento el Consejo de Administración de presuntas irregularidades según un informe de auditoría encargado por el anterior presidente de la empresa, Domingo Berriel.

El primero de los pagarés obedecía, supuestamente, a una garantía previa para hacer frente a un contrato con con el CNR, mientras, se desconocen los conceptos por los otros dos.

Además, la auditoría efectuada en Grafcan asegura que Pizarro realizó gastos en fines de semana y festivos, sin justificar, por valor de unos 6 mil euros (unos 7 mil dólares).

En el contrato suscrito con el CNR de El Salvador, Grafcan forma parte de una UTE (Unidad Técnica Ejecutora) en la que, según ha detallado la consejera de Política Territorial, Nieves Lady Barreto, participan, además, dos organizaciones del mismo nombre, Toponort S.A., con sede en España y Toponort, S.A. de C.V., con residencia en la Carretera Panamericana, kilómetro 64 1/2, Santa Ana, El Salvador.

La parte de Grafcan, un 11 % dentro del objeto del contrato, “está realizada”, matizó la consejera, pero para resolver el contrato tendría que hacerlo la UTE y eso “supondría una sanción de 1,7 millones de dólares en responsabilidad solidaria”, además de la pérdida de los 2,8 millones que fueron entregados como aval, para lo que se hipotecó la sede de la empresa pública en Gran Canaria. “Serían más de cuatro millones que la empresa no puede asumir”, explicó.

La U.T.E GRAFCAN y TOPONORT, S.A fueron adjudicadas durante la administración de mauricio Funes, con un contrato de $14 millones para un lapso de diez años, con el Centro Nacional de Registros de El Salvador (CNR), para realizar trabajos de geodesia, cartografía, registro inmobiliario y el catastro sobre los Departamentos de San Vicente y Usulután, posteriormente Ahuachapán y Santa Ana.