Canciller de Honduras pide a EE.UU. no opinar más sobre «asuntos internos» de su país

0
458

El canciller de Honduras, Eduardo Enrique Reina, pidió a la embajadora de Estados Unidos en Tegucigalpa, Laura Dogu, no «opinar» más sobre los asuntos «internos» de su país, luego de que la diplomática criticara la elección de los nuevos fiscales general y adjunto.

En una rueda de prensa posterior a una reunión que celebró con la diplomática estadounidense, Reina indicó que le pidió a Dogu que «no continúe opinando sobre temas de carácter interno» de Honduras y le reiteró la «inconformidad» del Gobierno hondureño por las opiniones de altos funcionarios de ese país, incluida ella.

«Hemos manifestado nuestra inconformidad por ciertas declaraciones que tuvo sobre temas que consideramos internos y de carácter soberano y ella (la embajadora de EE.UU.) hará las consultas propias e informará a Washington sobre la posición de nuestro Gobierno», señaló Reina.

Funcionarios de EE.UU. han criticado la elección de los nuevos fiscales general y adjunto de Honduras por una Comisión Permanente del Parlamento, integrada por nueve diputados, lo que también han cuestionado la oposición y otros sectores del país.

El canciller hondureño indicó que el nombramiento interino de Johel Zelaya como fiscal general y Mario Morazán como fiscal adjunto es un «tema interno» de Honduras.

Esa elección de los nuevos jefes del Ministerio Público (Fiscalía) ha dejado enfrentamientos entre simpatizantes del gobernante Libre y del Bloque de Oposición Ciudadana de Honduras, compuesto por las principales fuerzas opositoras, los partidos Nacional, Liberal y Salvador de Honduras.

Reina aseguró además que la Comisión Permanente del Parlamento hondureño hizo la designación de los fiscales en el marco de la Constitución, por lo que la decisión «debe respetarse».

La elección «es una decisión nuestra», subrayó Reina, quien indicó que el Gobierno de Xiomara Castro trabaja «arduamente para luchar contra la corrupción y un esquema de impunidad que se conformó durante los últimos 12 años», período en el que «se debilitó la institucionalidad».

«Es un tema plenamente interno de nuestro país, un tema soberano y como tal no aceptamos opiniones que reviertan una cierta injerencia en las decisiones internas que se tomen en Honduras», enfatizó.

Honduras y EE.UU. tienen una «relación franca, digna, en la cual nosotros expresamos nuestra opinión como Estado soberano, por lo que estamos solicitando el respeto a la soberanía del país y la autodeterminación de nuestras decisiones», apostilló el canciller.

Honduras exige a EE.UU. «una relación de respeto a nuestra soberanía y nuestras actitudes como Estado», acotó el canciller hondureño, quien dijo que espera que «no se repita» la intromisión de EE.UU. en temas internos de Honduras.