Bukele y Ulloa intentarán repetir en la presidencia con Nuevas Ideas

Nayib Bukele y Félix Ulloa se inscribieron como candidatos a la presidencia y vicepresidencia de la República

0
286

Nayib Bukele y Félix Ulloa, se inscribieron como precandidatos a la reelección de presidente y vicepresidente de la República, utilizando al partido Nuevas Ideas (NI), informó la formación política a las 0:03 a.m. del lunes.

«Finalizando el día, comunicamos al pueblo salvadoreño que el presidente Nayib Bukele y el vicepresidente Ulloa ya están inscritos como precandidatos para presidente y vicepresidente de la República de El Salvador», publicó Nuevas Ideas en Twitter.

Los actuales funcionarios presentaron solvencia de pago de Impuesto sobre la Renta y declaración jurada de estar respetando las inhabilidades constitucionales para su aspiración, como parte de los requisitos de inscripción.

La tolda cyan había publicado el cierre de las inscripciones para las 5 de la tarde del domingo, sin embargo, advirtió la inscripción de Bukele y Ulloa el lunes en la madrugada.

Bukele anunció su interés por buscar la reelección presidencial el 15 de septiembre de 2022, respaldado por que el 3 septiembre de 2021, la Sala de lo Constitucional habilitó la reelección presidencial inmediata, a pesar que la alternabilidad presidencial es una cláusula pétrea en la Constitución de la República.

El artículo 88 de la Constitución de la República señala que “la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República es indispensable para el mantenimiento de la forma de gobierno y sistema político”.

Los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) han manifestado que respetarán las resoluciones de la Sala de lo Constitucional, apoyando las intenciones de reelección del oficialismo.

Se desconoce quién sustituirá al presidente Bukele, cuando, según lo ordena la ley, solicite permiso para ser candidato a la Presidencia de la República; la Constitución indica puntualmente que el sustituto debe ser el vicepresidente de la república, sin embargo, en este caso el vicepresidente también busca la reelección, por lo que, según expertos constitucionalistas, en el «espíritu de la ley», también estaría inhabilitado a gobernar seis meses antes de volver al poder. La alternativa es dejar la silla presidencial en manos de uno de los designados presidenciales, pero al no haber sido nombrados ya en el quinto año de gobierno de Bukele, la Asamblea Legislativa designaría a quién lo sustituya.