Blatter culpa a Platini del FIFA Gate

0
838

Joseph Blatter, suspendido temporalmente de su cargo como presidente de la FIFA, acusó a su colega de la UEFA, Michel Platini, de ser el causante del escándalo que ha puesto en vilo al organismo y de orquestar un plan en su contra para quedarse con su puesto.

“Al principio la diana de los ataques fui yo. Y lo ideó todo Michel Platini. Es algo personal”, dijo Blatter para la agencia rusa TASS.

Blatter subrayó que Platini “siempre quiso ser presidente de la FIFA, pero no tuvo el coraje de presentar su candidatura en las elecciones de 2015″. Señaló que cada persona que dirige la UEFA se ve infectado por un virus “anti FIFA”, también dijo que antes de que Platini fuera elegido para encabezar la UEFA eran “los mejores amigos, pero después no me invitó a la apertura de la Eurocopa en 2008″.

“Desde entonces, ni una vez tomé parte en las actividades protocolarias de la UEFA, ya que consideré que aquello había sido una falta de respeto, y no hacia mi persona, sino hacia todo el colectivo de la FIFA”, dijo.

El suizo recordó que le propuso trabajar para él tras el Mundial de 1998, pero Platini, pidió un millón de francos anuales, una cifra que la FIFA no podía pagar. “Firmamos un contrato, pero no por esa suma. Trabajó para mí hasta 2002, cuando lo eligieron para el comité ejecutivo de la UEFA y la FIFA. Después de esto, el contrato fue anulado, ya que él se convirtió en representante oficial de la UEFA”, explicó.

“La cuenta se cifró en 2 millones, a razón de medio millón por año. Yo aprobé el pago. Ese es mi lema: si le debo dinero a alguien, debo pagarle. Eso es todo. Ese dinero no fue un pago por ninguna otra cosa”, finalizó.

“EU DECIDIÓ PROVOCAR LA CRISIS EN LA FIFA”

Blatter también acusó a EU y el Reino Unido, que perdió ante Rusia el derecho a organizar el Mundial en 2018, de “sumarse a la campaña para destruir a la FIFA”.

“Junto a las autoridades suizas esos países orquestaron un ataque contra la FIFA y su presidente. Estoy seguro de que cuando todo comenzó en la UEFA no se imaginaban que esto se convertiría en una escándalo político internacional”, dijo.