Biden aseguró que EEUU actuará si China amenaza su soberanía

En su discurso sobre el Estado de la Unión el mandatario llamó al trabajo unido en el país. También expresó su respaldo al gobierno de Ucrania y pidió propuesta firmes para acabar con la violencia dentro del territorio

0
536

El presidente Joe Biden concluyó su segundo discurso sobre el estado de la Unión con un mensaje sobre el estado actual del país.

«Así que he venido a cumplir con mi obligación constitucional de informar el estado de la Unión y aquí está mi informe: porque el alma de esta nación es fuerte, porque la columna vertebral de esta nación es fuerte, porque la gente de esta nación es fuerte, el estado de la Unión es fuerte», dijo Biden entre aplausos.

Durante el discurso de más de una hora, Biden apeló al bipartidismo y les dijo a los republicanos que quiere trabajar juntos en lugar de «pelear solo por pelear».

El presidente Joe Biden instó a los legisladores a unirse para aprobar una reforma inmigratoria, algo que no se ha logrado en décadas, y retomó sus comentarios sobre seguridad fronteriza el mes pasado cuando reconoció los desafíos en la frontera y pidió al Congreso que actúe.

«Unámonos también en materia de inmigración y hagamos que sea un tema bipartidista de nuevo», dijo Biden.

Biden ha tenido dificultades con la inmigración irregular desde los primeros días de su presidencia, cuando los republicanos aprovecharon la afluencia de inmigrantes y los aliados demócratas denunciaron algunas de las políticas de la administración.

En sus comentarios de este martes, Biden solo se refirió brevemente a la inmigración y le dio al Congreso la responsabilidad de aprobar la reforma.

Apenas unas horas antes del discurso sobre el estado de la Unión, los legisladores demócratas y republicanos se enfrentaron por las incautaciones de fentanilo, aprovechando el tema como un reflejo de la situación en la frontera.

En las últimas semanas, los funcionarios de la administración han citado un nuevo programa que proporciona un camino legal a Estados Unidos contribuyendo a una caída reciente en los cruces fronterizos. Biden destacó esas cifras este martes y dijo que la inmigración de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela se redujo en un 97% desde que se lanzó el programa en enero.

“Los problemas fronterizos de Estados Unidos no se solucionarán hasta que el Congreso actúe”, insistió.

“Si no aprueban mi reforma inmigratoria integral, al menos aprueben mi plan para proporcionar el equipo y los agentes para asegurar la frontera. Y un camino hacia la ciudadanía para los ‘dreamers’, los que tienen un estatus temporal, los trabajadores agrícolas, los trabajadores esenciales”, agregó.

El presidente Biden reconoció a la madre y al padrastro de Tyre Nichols, RowVaughn y Rodney Wells respectivamente, quienes se encuentran entre los invitados de la primera dama al discurso sobre el Estado de la Unión. Se pusieron de pie durante el evento y recibieron una ovación.

La muerte de Nichols, días después de sufrir una golpiza por parte de agentes la policía en Memphis, renovó los llamados para una reforma policial y reavivó una conversación nacional sobre la justicia. Biden recibió a miembros del Caucus Negro del Congreso en la Casa Blanca la semana pasada para discutir la reforma policial, que se ha estancado en el Congreso varias veces y enfrenta un camino incierto.

Los padres de Nichols han estado entre quienes piden que se apruebe la Ley de Justicia Policial George Floyd para cambiar la policía a nivel federal. Sin embargo, Biden tiene un largo camino por recorrer en términos de legislación de reforma policial, especialmente ahora con un Congreso dividido.

El proyecto de ley, presentado originalmente en 2020 y nuevamente en 2021, establecería un registro nacional de mala conducta policial para evitar que los agentes eludan las consecuencias de sus acciones al mudarse a otra jurisdicción.

La propuesta se aprobó dos veces en la Cámara de Representantes bajo el control demócrata, en 2020 y 2021, en gran parte siguiendo líneas partidistas. Pero nunca avanzó en el Senado, incluso después de que los demócratas obtuvieran el control en 2021, en parte debido a desacuerdos sobre la inmunidad calificada, que protege a los agentes de policía de ser demandados en un tribunal civil.

El presidente Joe Biden dijo en su discurso sobre el estado de la Unión que su administración ha “creado ––con la ayuda de muchas personas en esta sala–– 12 millones de empleos nuevos, más empleos en dos años que los que cualquier otro presidente ha creado jamás en cuatro años”.

Los hechos primero: el número de Biden es exacto. La economía de EE.UU. sumó 12,1 millones de empleos entre el primer mes completo de Biden en el cargo, febrero de 2021, y enero de 2023. Esa cifra es de hecho más alta que el número de puestos de trabajos agregados en cualquier período presidencial anterior de cuatro años. Sin embargo, es importante tener en cuenta que Biden asumió el cargo en un contexto inusual de pandemia que hace que la comparación significativa con otros mandatos sea muy difícil.

Biden asumió presidente menos de un año después de que la economía eliminara casi 22 millones de empleos durante dos meses, marzo y abril de 2020, debido a la pandemia de covid-19. La recuperación del empleo comenzó inmediatamente después de eso, bajo el entonces presidente Donald Trump, pero aún quedaba un vacío sin precedentes por llenar cuando Biden llegó a la Casa Blanca.

Biden es libre de argumentar que su legislación de estímulo económico y otras políticas han ayudado al país a obtener empleos más rápido de lo que lo hubiera hecho de otra manera. (Como siempre, es discutible precisamente cuánto crédito merece el presidente por la creación de empleo). No obstante, está claro que solo podría haber una cantidad tan extraordinaria de empleos agregados en 2021 y 2022 porque una cantidad tan extraordinaria de empleos se perdieron a principios de 2020.

El presidente Joe Biden empezó su discurso sobre el Estado de la Unión este martes felicitando al nuevo presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy. Esta es la primera vez que Biden se dirige a una Cámara controlada por los republicanos.

«Señor presidente, no quiero arruinar su reputación, pero anhelo trabajar con usted”, dijo Biden.

McCarthy y la vicepresidenta Kamala Harris están sentados detrás de Biden.

Biden también felicitó al representante demócrata Hakeem Jeffries como el primer líder de la minoría Negra de la Cámara de Representantes, así como al senador Mitch McConnell por ser el líder del Senado con más años de servicio.

“Quiero dar un reconocimiento especial a alguien que creo que será considerada la mejor presidenta en la historia de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi”, agregó Biden, que fue recibido con vítores de los demócratas cuando Pelosi le lanzó un beso al presidente desde su lugar.

“Si China representa una amenaza para la soberanía de EEUU, actuaremos para proteger a nuestro país”, dijo Biden.

Es un asunto demasiado importante. Y queremos ser fuertes juntos contra China en lugar de tener nuestras propias luchas internas”, dijo a la agencia de noticias AP el representante Mike McCaul, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes. El republicano de Texas patrocina la resolución bipartidista.