“Barco de la muerte” atraca en Guatemala para practicar abortos

0
1571

Una embarcación que realiza abortos en aguas internacionales llegó a las costas de Guatemala para ofrecer su servicio a mujeres en el país centroamericano en medio de críticas de sectores conservadores.

Leticia Zenevich, vocera de la organización holandesa “Mujeres en las Olas” (Women on Waves), dijo que el barco atracó el miércoles en el Puerto Quetzal, en Escuintla, en las costas del Pacífico guatemalteco. Se tiene previsto que permanezca cinco días cerca del país.

“Los abortos se realizarían en aguas internacionales bajo la jurisdicción de leyes internacionales, no se infringirán las leyes del país”, dijo Zenevich. Sin embargo, en Guatemala el aborto está penalizado por ley.

“El buque cuenta con las condiciones adecuadas con las cuales podría proveer abortos médicos legales gratuitos hasta las diez semanas de embarazo después de navegar aguas internacionales, o sea, 12 millas fuera de las costas guatemaltecas”, dijo la organización a través de un comunicado de prensa.

Zenevich explicó que el personal a bordo ya ha realizado estos procedimientos en otros países y que se decidió que Guatemala fuera el primer territorio latinoamericano en virtud de la fortaleza de sus organizaciones de mujeres, donde la libertad de expresión ha crecido.

Mientras el barco se mantiene lejos de la costa, un yate acercaría a las interesadas en realizarse el procedimiento. Sin embargo, el Ejército guatemalteco emitió un boletín de prensa para informar que no permitirían que la embarcación llegue a puerto. “El Ejército de Guatemala como responsable del mar territorial y con instrucciones del Comandante General de Ejército (el presidente Jimmy Morales), no permitirá que está ONG efectúe estas actividades”, dijo en su boletín.

El barco que ofrece practicar abortos tiene equipo médico para efectuar los procedimientos. (DigitalPhoto/Prensa Libre: Paulo Raquec)

La Fuerza Armada también anunció que presentarán una denuncia ante la fiscalía contra el personal que viaje en el yate “ya que no informó de sus intenciones al atracar en el muelle”.

Por su parte, El presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala, Gonzalo de Villa, calificó como asesinatos la práctica del aborto que promueve Women on Waves.

“Esto atenta contra la soberanía y la dignidad del país teniendo en cuenta las leyes que nosotros tenemos. Como Iglesia católica nos parece muy ofensivo que esta entidad venga hacer esa práctica de abortos que es en definitiva practicar asesinato, que ellos le llaman derechos humanos reproductivos de las mujeres”, criticó De Villa.

Médicos que practicarían abortos muestran permiso de navegación en Guatemala. (DigitalPhoto/Prensa Libre: Paulo Raquec)

Según el religioso, la práctica de abortos en mujeres guatemaltecas daña al país: “Nos están tratando como un país bananero de tercera clase, estamos ofendidos de que venga esta intervención a pretender saltarse la ley guatemalteca con una triquiñuela y además haciendo un numerito escenográfico en el puerto”.

Piden denunciar

De Villa hizo un llamado a las autoridades para no respaldar la iniciativa. “Hago un llamado a los feligreses a que no concurran y que denuncien en las medidas de sus posibilidades y sería peor que el Gobierno lo permita”.

La Iglesia evangélica también criticó la promoción del aborto en mujeres guatemaltecas. El presidente de la Alianza Evangélica, César Vásquez, consideró que estos procedimientos médicos “son crímenes de lesa humanidad”.

Vásquez indicó que la iglesia está a favor de la vida: “En ningún momento nuestras iglesias y miembros apoyan el aborto, nosotros abrazamos la vida”.

Tanto Vásquez como De Villa pidieron a las autoridades denunciar o restringir el funcionamiento del barco.