Autoridades aseguran haber abatido cabecilla de la MS-13

Una fuerza de 8,000 hombres han capturado entre 12 y 15 presuntos delincuentes en tres días

0
285

Las autoridades de seguridad informaron el jueves que un presunto cabecilla la pandilla MS-13 murió en un combate con militares y policías en el cerro Güiscoyol, Sensuntepeque, del departamento de Cabañas y que al menos 12 miembros de esa organización criminal han sido capturados a la fecha.

“Estamos a 48 horas de haber iniciado el cerco en Cabañas, ya tenemos entre 12 y 15 capturas”, dijo a periodistas el director general de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza Chicas, después inspeccionar la zona donde fue abatido el pandillero.

Agregó que el intercambio de disparos con la pandilla se registró cuando una patrulla combinada del ejército y la policía incursionó en el cerro, ubicado en los limites de los departamentos de Cabañas y Chalatenango.

“Es así como se le da muerte a un pandillero, uno de los ranfleros (que forma parte del organismo de decisión), uno de los terceros al mando de la estructura criminal, del grupo armando que son remantes de la MS-13”, agregó. El jefe policial no identificó al supuesto cabecilla de la Mara Salvatrucha.

Después de la verificación de la zona donde murió el pandillero, los ministros de Seguridad Pública y de la Defensa Nacional y el director general de la PNC se reunieron con los altos mandos de las Fuerzas Armadas y la Policía para evaluar la situación y ajustar los planes para combatir a las estructuras criminales.

El gabinete de Seguridad dijo en un comunicado de prensa publicado por la Casa Presidencial que “los terroristas sentirán todo el peso de la operatividad de las fuerzas de seguridad, policía y fuerza armada. Los operativos se extienden por tierra y aire”.

El departamento de Cabañas está cercado por 8,000 efectivos, entre soldados y policías, desde que el martes el presidente Nayib Bukele ordenara el despliegue en respuesta a una emboscada en la que dos policías que patrullaban el cantón Maquilishuat de Ilobasco, Cabañas, fueran heridos por pandilleros.

En 2012 el gobierno estadounidense incluyó a la Mara Salvatrucha en una lista de organizaciones criminales internacionales. Tres años después la Corte Suprema de Justicia de El Salvador la declaró terrorista, así como a la pandilla Barrio 18.

Por varias décadas, las pandillas tuvieron presencia en comunidades y barrios populosos del país y según las autoridades han estado involucradas en el narcotráfico y la delincuencia organizada, la extorsión a comerciantes y empresas del transporte y el asesinato de quienes se niegan a pagar.