Asesinatos a la orden del día sin que las autoridades puedan detenerlos

0
707

En la rampante ola de asesinatos que vive el país día a día, las pandillas asesinaron el lunes a dos menores de edad y a su padre cuando salían de su vivienda en el municipio de Cuscatancingo, mientras, otros delincuentes mataron a dos hermanos en Santa Rosa de Lima, al oriente del país.

Las Fiscalía General de la República y la Policía Nacional Civil informaron que el crimen fue perpetrado por pandilleros de la Mara 18 que atacaron con armas de fuego a las víctimas cuando salían de su vivienda para tomar un autobús del transporte colectivo en la Comunidad María Auxiliadora, en el municipio de Cuscatancingo.

Las víctimas fueron identificadas como Héctor Martínez, de 40 años, y sus hijos Héctor, de 15, y Daniel Antonio, de 13. Los menores eran miembros de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13), enemiga de Barrio 18.

Las autoridades señalaron que los pandilleros interceptaron y atacaron a sus víctimas frente a una vivienda donde recientemente se decomisaron varias armas de fuego, supuestamente de las pandillas.

La Fiscalía también reportó el asesinato de dos hermanos que se dedicaban a la compra y venta de ganado en el municipio de Santa Rosa de Lima, en el departamento de La Unión.

Según la información de las autoridades, los hermanos identificados como Carlos Alberto y Oscar Antonio Umanzor se transportaban en bicicletas y se dirigían a comprar ganado cuando varios pistoleros no identificados los interceptaron, los atacaron con sus armas de fuego y les robaron el dinero.

En otro hecho de violencia, las autoridades reportaron el asesinato de Juan López García, de 60 años, quien fue acribillados por pandilleros en la Comunidad 13 de Febrero, en el municipio de Ilopango. Según las investigaciones el hombre fue asesinado por los pandilleros porque orinó en una pared con pintadas alusivas a la Mara Salvatrucha.

Las pintadas indican que esa es una zona controlada por alguna de las pandillas.