Aprueban en EEUU iniciativa para sancionar a Nicaragua y Venezuela

0
847

El Subcomité del Hemisferio Occidental del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos (EE. UU), aprobó el jueves pasado una iniciativa de ley para sancionar a los regímenes de Daniel Ortega de Nicaragua y de Nicolás Maduro en Venezuela.

La iniciativa deberá pasar por varios trámites antes de   ser convertida en ley, y si así fuese,   el Gobierno  de EE. UU. estaría obligado  a frenar  la aprobación de todos los préstamos de instituciones financieras a Nicaragua y Venezuela, hasta que ambos gobiernos cumplan sus obligaciones —establecidas  en la Carta Democrática Interamericana de la OEA— de organizar elecciones libres y transparentes por medio de  un tribunal electoral  imparcial y con la debida observación nacional e internacional.

El proyecto denominado  Ley de condicionalidad de la inversión en Nicaragua y Venezuela,   tiene que  pasar ahora   al Comité de Asuntos Exteriores,  el que también tiene que aprobarlo para  que pueda ser  sometido  al pleno de la Cámara de Representantes. Solo después de que esta lo  vote favorablemente, pasaría  finalmente a la consideración del Senado.

Respecto de Venezuela el Proyecto señala que además, el texto legislativo llama “al respeto de los procesos constitucionales y democráticos”, en una clara referencia al referendo que impulsa la oposición de Venezuela para revocar el mandato del presidente, Nicolás Maduro. La oposición venezolana lleva meses ejerciendo presión en las calles para pedir que el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela fije una fecha para que se celebre un referéndum revocatorio en contra de Maduro.

Esta no sería la primera vez que el gobierno de EE. UU. sancione al actual régimen de Daniael Ortega, que se instaló en enero de 2007,  por incumplimiento de sus obligaciones con la democracia.

A fines de 2008, como consecuencia  del escandaloso fraude en las elecciones municipales que le arrebató  a la oposición  más de cuarenta alcaldías, EE. UU. suspendió los desembolsos de la Cuenta Reto del Milenio (CRM) y la  cerró  definitivamente en 2011.