Ante amenazas de Trump a México, este país dejará de importar maíz de los EE.UU

0
1367

Una iniciativa en el Congreso mexicano será presentada para que México deje de importar maíz de los Estados Unidos y lo compre a Brasil y Argentina.

En este año, Argentina comenzará a enviar maíz amarillo para alimentar el ganado y para la elaboración de productos industriales a partir de 2017, año en que la economía mexicana enfrenta el desafío de una renegociación del Tratado de LIbre Comercio de América del Norte.

“Las importaciones de maíz amarillo de México, que son realizadas por Estados Unidos, podrían ser surtidas por Brasil y Argentina”, dijo Martín Fraguío, director ejecutivo de la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (Maizar), cuando se le cuestiona si cuentan con suficiente grano para mandarlo al mercado mexicano.

Las exportaciones totales de maíz de los agricultores de EEUU a México subieron de 390 millones de dólares en 1995 a 2.400 millones de dólares en 2015, en el marco de Tratado de Libre Comercio.

Las amenazas lanzadas por el mandatario estadounidense de gravar las exportaciones mexicanas  y, por otro lado, la estrategia del Senado de la República para imponer aranceles a las importaciones, abre un “buen momento para cubrir la demanda de maíz amarillo en México”, dice el representante de los productores del alimento.

La otra parte de la estrategia para frenar las acciones antimexicanas, consistiría en “buscar alternativas para diversificar las fuentes de importación con los mercados de Brasil y Argentina, ventajoso en un momento con un tipo de cambio tan alto del dólar”, explicó el legislador de la Cámara alta.

Los más afectados con una medida de ese tipo serían estados del llamado Medio Oeste de EEUU, que han estado vendiendo en la última década a México unas 1,5 millones de toneladas, valuadas en 1.600 millones dólares.

Con ese castigo comercial, “México podría ser proactivo para protegerse del discurso antimexicano del presidente Donald Trump, para mostrar cuáles son las herramientas para alzarse ante la hostilidad de Washington”, dijo Ríos Piter, quien la víspera dejó las filas del Partido de la Revolución Democrática (PRD, centroizquierda) para convertirse en senador independiente.

Elegir esos estados de EEUU para mostrar el peso de libre comercio bilateral tiene sentido, “porque el nuevo gobierno ha equivocado su posición, y espera convencer a los votantes de los decisivos estados como Iowa, Indiana, Illinois, Dakota del Norte y del Sur, Wisconsin, Michigan y Ohio, que apoyaron a Trump”, dijo el legislador que propone una política antisistema.

Algunos expertos dicen, sin embargo, que el proyecto castigaría a los agricultores de EEUU, pero también podría tener costos para México.