5 principales denuncias en el conteo de votos para elegir la nueva Asamblea Legislativa

Tras las elecciones del 4 de febrero, el conteo de votos para conformar la Asamblea Legislativa ha presentado múltiples fallos, señalados por observadores independientes

0
236

Votos sin recalificar

No se puede recalificar un voto ni discutir sobre su recalificación en el nuevo conteo de los votos. Una decisión que para los partidos políticos es clave, pues hay voces que aseguran que hubo votos que se marcaron como válidos a pesar de que riñen con las reglas del Tribunal.

Otros sostienen que hubo votos que fueron marcados como nulos, cuando no debieron haberse clasificado de esa manera. No obstante, poder corregir algunos de estos señalamientos no podrá ser posible en el nuevo conteo.

Papeletas alteradas

El instructivo oficial del TSE señala que el voto debe marcarse con crayón negro otorgado por los integrantes de la mesa de votación. Pero una gran cantidad de papeletas obtenidas de los paquetes electorales están marcadas con plumón negro. Muchas más no tienen el doblez que llevan cuando se introducen a las urnas.

Dos hechos que para al menos cuatro partidos políticos, entre estos los tradicionalistas ARENA y FMLN, dejan los resultados electorales sin garantía de transparencia.

“Las cajas electorales vienen con crayolas para marcar las papeletas a la hora de votar”, explica el candidato a legislador, César Reyes, del partido ARENA. “Las papeletas marcadas con plumón y sin ningún doblez son todas en favor de Nuevas Ideas”, denunció.

Nuevas Ideas es el partido oficial del presidente Nayib Bukele. En su discurso del 4 de febrero donde se autoproclamó ganador, Bukele dijo que su partido había ganado 58 de 60 puestos en la Asamblea Legislativa. Unos resultados no oficializados por el Tribunal.

Las papeletas con supuestas alteraciones aparecieron en las cajas electorales provenientes de La Unión, y San Vicente, pero se espera lo peor en los departamentos de La Libertad y San Salvador.

Urnas con votos de más

Hay denuncias de Juntas Receptoras de Votos en el departamento de Cabañas y La Unión con más papeletas marcadas que votantes asignados.

Claudia Ortiz, actual diputada y candidata por VAMOS ha pedido cotejar las esquinas desprendibles de las papeletas con los padrones de firmas. Esto para verificar que el número de papeletas que contienen las cajas electorales coinciden con los registros de firmas de las personas que acudieron a votación.

Pero la experta electoral, Ruth López, quien se halla en el lugar del escrutinio final ha denunciado que las mesas de conteo no cotejan las esquinas desprendibles con los padrones de firmas, un hecho que califica como grave, pues esta es la manera, según López, que tiene el TSE de garantizar que en esa JRV no contenga papeletas de más.

Sitio de transmisión de resultados sin funcionar

A pesar de que el Tribunal Electoral ya finalizó el escrutinio en 6 de 14 departamentos de El Salvador, los resultados aún no están disponibles en el sitio web de la entidad.

Desde que cerraron las urnas el 4 de febrero, el TSE ha presentado fallas en el sitio de transmisión de resultados. Por ejemplo, hubo actas que contenían datos duplicados o triplicados en algunos departamentos el día de las elecciones. Esto provocó que el TSE diera de baja el sitio web desde entonces.

Magistrados se desligan del proceso

Cuatro de cinco magistrados suplentes del TSE se desligaron del proceso electoral en una misiva que enviaron a los magistrados titulares.

“Manifestamos claramente que ya no estamos en la posición de aceptar decisiones y actuaciones que no hayan sido emanadas en forma legal y correcta del Pleno, así como declaraciones y compromisos que no hayan sido legalmente tomados y mucho menos tomados unilateralmente”, señalaron René Molina, Carmen Velásquez, María Paz y Sonia Liévano de Lemus.

Según la misiva, los magistrados advirtieron el 25 de enero, una semana antes de las elecciones, que se encontraban “en una crisis irremediable”, pues el Plan General de Elecciones (PLAGEL) se había alterado conforme a lo planificado.

El plan contiene la organización del proceso electoral. De modo que los problemas que no se solucionaron a finales de enero solo podía dar como resultado una crisis el día de las votaciones.

Noel Orellana, magistrado propietario fue el único que dio declaraciones aperiodistas al respecto. El funcionario dijo que no era “leal” ni para la institución ni para los magistrados propietarios la decisión de los suplentes de “criticar” o de “querer empañar el proceso electoral”. Evitó referirse a las fallas del proceso. El resto de los magistrados se esconden o son «escondidos» por un ejército de guardaespaldas

¿Cuáles son los resultados hasta ahora?

Hasta el 13 de febrero, las mesas instaladas en el Gimnasio Nacional, bajo el control de Nuevas Ideas han entregado 12 de 13 escaños escrutados por el Tribunal Electoral en seis departamentos. Uno de los escaños fue para el Partido de Concertación Nacional (PCN), aliado sumiso al Gobierno de Nayib Bukele.

Lograr una mayoría absoluta en la Asamblea Legislativa permitirá a Bukele continuar prorrogando su principal política de seguridad: el régimen de excepción, que fue su principal carta en las elecciones pasadas.

Aunque no ha habido una posición colegiada sobre las denuncias realizadas por observadores independientes y los partidos políticos de oposición durante el escrutinio final, el magistrado propietario, Julio Olivo, envió una misiva al organismo en la que instó a agendar con “seriedad” las denuncias de la manipulación de datos.