Cinco razones por las cuales Trump ganaría las elecciones en EEUU

0
1022

Según el polémico cineasta y escritor norteamericano Michael Moore, estas son las cinco razones por las que Donal Trump se convertirá en el próximo presidente de Estados Unidos.

1.- El voto de la clase obrera del Medio Oeste

“Creo que Trump se va a enfocar la mayor parte de su atención en los cuatro estados que votan predominante al Partido Demócrata  en el cinturón industrial de los Grandes Lagos: Michigan, Pensilvania y Wisconsin, cree Michael Moore. Los estudios de opinión parece darle la razón: “En las primarias de marzo, en Michigan más personas votaron a los republicanos que a los demócratas. Trump está por delante de Hillary en las últimas encuestas en Pensilvania y empatan en Ohio”

¿Por qué está por delante un republicano en estos estados tradicionalmente demócratas?, se pregunta el polémico documentalista y escritor estadounidense “Quizás porque él ha dicho (correctamente) que el apoyo de los Clinton a NAFTA Tratado de Libre Comercio de América del Norte) ayudó a destruir  a los estados industriales del norte del Medio Oeste de Estados Unidos.

Trump va a atacar a Clinton con esto y su apoyo al TTP  (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica) y su política de tratados internacionales que ha perjudicado gravemente los habitantes de estos cuatro estados”  argumenta. Trump amenazó, delante de una fábrica de Ford en las primarias de Michigan, que si la compañía seguía adelante “con sus planes de cerrar esa factoría y trasladar la producción a México, añadiría un arancel del 35 % a cada coche que fuese enviado a Estados Unidos desde México”, algo que Moore califica de “música para los oídos de la clase trabajadora de Michigan”.

Todo lo que necesita Trump para ganar “son esos cuatro estados. No necesita Florida. No necesita Colorado o Virginia. Solo Michigan, Ohio, Pensilvania y Wisconsin”, según el documentalista.

  1. Los furiosos hombres blancos

Tras 240 años de hombres gobernando Estados Unidos, este dominio podría estar llegando a su fin con el ascenso de Hillary Clinton, algo que a muchos causa desazón. “Hay una sensación de que el poder ha escapado” de las manos de los hombres blancos. Esto va a llevar a votar al candidato republicano en vez de a la presidenciable demócrata a muchos varones de origen europeo para no perder su hegemonía.

  1. El problema de Hillary Clinton

“Nuestro mayor problema no es Trump, es Hillary. Es tremendamente impopular, alrededor del 70% de los votantes piensan que no es de fiar y que es deshonesta. Representa lal vieja política”, cree Michael Moore. “Ningún demócrata, y desde luego ningún independiente, se va a levantar el 8 de noviembre entusiasmado para votar a Hillary de la misma forma que hicieron cuando Obama se convirtió presidente o cuando Bernie Sanders estaba en las primarias”.

  1. El voto deprimido de Bernie Sanders

Aunque las encuestas muestran que más seguidores de Sanders votarán a Hillary este año que los que apoyaron a Hillary en las primarias demócratas de 2008 cuando ganó Obama, será un “voto deprimido”, será “un votante que no trae a otras cinco personas a votar a Hillary” ni hará campaña por ella, cree el cineasta. Los votantes más jóvenes “no van a votar a Trump; algunos votarán a un tercer partido pero muchos se quedarán en casa. Hillary Clinton tendrá que hacer algo para darles un motivo para que la apoyen” y la elección de Tim Kaine para la vicepresidencia “es solo un ejemplo de cómo está matando el voto joven”.

  1. El voto antisistema

“No subestimemos la habilidad del electorado para ser malvado”, advierte Michael Moore. “Millones van a votar a Trump no porque estén de acuerdo con él, no porque les guste su intolerancia o su ego, sino simplemente porque pueden” cree el ganador de un Oscar. “Mucha gente va a adorar estar en la posición del titiritero y votar a Trump solo para ver cómo podría ser aquello”

Moore añade una anécdota personal para darle fuerza a este argumento. Un hombre le paró la semana pasada en la calle y le dijo: “Tenemos que votar a Trump. Tenemos que agitar las cosas“. El también escritor cree que el “presidente Trump” sacudirá el estado actual de cosas y a “una buena parte del electorado le gustaría sentarse y ver ese “reality show”