El Salvador se prepara para recibir cubanos varados en Costa Rica

0
1060

El gobierno salvadoreño inició los preparativos de la logística para recibir la próxima semana al primer grupo de migrantes cubanos que llegarán desde Costa Rica para continuar su ruta por tierra a Estados Unidos.

El Canciller Hugo Martínez adelantó que delegados de varias instituciones públicas que participarán en el traslado se reunieron el lunes, mientras que el miércoles autoridades de El Salvador y Guatemala se encontrarán en la frontera por donde pasarán los cubanos.

“La operación piloto es la siguiente: se embarcan en Costa Rica, aterrizan en el aeropuerto Monseñor Óscar Arnulfo Romero (de San Salvador), de ahí son llevados a la frontera más cercana con Guatemala”, destacó Martínez a periodistas.

De Guatemala continuarán a México y posteriormente a la frontera con Estados Unidos.

Debido a que son 7.800 los cubanos que deben hacer el recorrido, Martínez explicó que algunos de ellos se trasladarán de Costa Rica a Honduras en avión para continuar su recorrido terrestre a Estados Unidos.

El tiempo previsto de permanencia de los cubanos en territorio salvadoreño es de cinco horas, explicó Martínez, quien confirmó que la operación a El Salvador “no le costará ningún cinco” (dinero) porque será financiada por familiares de los cubanos en Estados Unidos y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), que pagará el transporte terrestre.

“Nos parece que es una operación de carácter humanitaria para ayudar a estas personas que tienen colapsados los albergues en Costa Rica”.

El lunes, en San José, se confirmó que en la prueba piloto participará un grupo de 180 cubanos de un total de 7.800, quienes pretenden migrar a Estados Unidos.

Los migrantes cubanos quedaron varados en Costa Rica desde mediados de noviembre, luego de que Nicaragua decidió cerrarles la frontera.

Tras largas y accidentadas negociaciones, Costa Rica logró el pasado 28 de diciembre articular un acuerdo con los gobiernos de El Salvador, Guatemala y México, para crear un puente que permita a los cubanos continuar su viaje.