Trump «coquetea» con un mandato mayor a los 5 años para el presidente Bukele

1
2104

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, al concluir una breve reunión con el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump, señaló que espera con ansias trabajar con Estados Unidos durante los cinco años de su mandato, que comenzó recién en junio. Trump le contestó que pensaba que iba a decir más tiempo.

«Dígales un poquito más, a ellos les encantaría eso. Sería una noticia», dijo Trump entre risas, a lo que Bukele respondió que él sólo estará cinco años por lo que tendría que hablar con su sucesor.

Se desconocen los detalles que hayan llevado al mandatario norteamericano a bromear con un mandato mayor de lo que la Constitución de El Salvador permite, cinco años.

La reunión entre Donald Trump y Nayib Bukele se llevó a cabo el miércoles en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde Bukele catalogó a los Estados Unidos como un «amigo», destacando que tanto él como su homólogo estadounidense son «amables» y «cool» (simpáticos).

«La verdad es que para nosotros Estados Unidos no es sólo un socio y un aliado, también es un amigo», dijo el mandatario salvadoreño, que el viernes pasado firmó un acuerdo migratorio con Washington que convierte a El Salvador en una cárcel tercermundista mientras cualquier solicitud de asilo, por el motivo que fuere, es procesada.

Según Bukele, una de las razones por las cuales firmó el pacto fue para demostrar esa «amistad» y expresó su deseo de «fortalecer la relación aún más», alineándose, como durante la «guerra fría» con Occidente.

«Ustedes saben (…), el presidente Trump es amable y ‘cool’ y yo también soy amable y ‘cool’», dijo riendo mientras enumeraba sus concordancias, como el hecho de que ambos son asiduos usuarios de Twitter.

El secretario interino de Seguridad Interior de Estados Unidos, Kevin McAleenan, dijo la semana pasada que «el núcleo» del pacto entre los dos países «es reconocer el desarrollo de un sistema de asilo propio de El Salvador y ayudarlos a desarrollar esa capacidad».

Sin embargo, la organización de izquierda, Médicos Sin Fronteras, criticó el acuerdo afirmando que El Salvador, uno de los países más violentos del mundo, «no es un lugar seguro para demandantes de asilo rechazados de Estados Unidos», sin tomar en cuenta que el país centroamericano se aleja cada vez más de su catalogación como ‘violento’.

De manera casi simultánea a la reunión entre Trump y Bukele, Washington firmó el miércoles un acuerdo con Honduras para que dicho país reciba a migrantes mientras tramitan su solicitud de asilo, lo que se suma a un pacto similar con Guatemala.

Además, Trump alabó la labor realizada por México para frenar la migración irregular.

«México lo ha hecho fantástico en la frontera. Hoy tenemos 27.000 efectivos. Las cifras están bajando», dijo.

Especial de Agencia Digital de Noticias -ADN- para LaGaceta503.com

Comments are closed.