Tormenta tropical Otto se convertirá en huracán y amenaza a El Salvador

3
1002

El gobierno de Costa Rica llamó la tarde de este lunes a una evacuación voluntaria de la población localizada en la vertiente del Caribe afectada por las fuertes lluvias y amenazada por la inminente llegada del huracán Otto a Centroamérica hacia mediados de esta semana.

La actualización más reciente de los meteorólogos indica que la tormenta tropical podría convertirse en huracán el próximo miércoles.

“Quienes tenga la posibilidad de evacuar voluntariamente sería muy bueno que puedan hacerlo. Conviene porque estamos en un momento donde los ríos están llenos, las carreteras afectadas. No tenemos posibilidad de movilizarnos en helicópteros por el estado del tiempo”, expresó el presidente costarricense Luis Guillermo Solís, en conferencia de prensa desde la Sede la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Según Solís, las autoridades tomarán previsiones para que esa salida no se traduzca en actos de vandalismo en propiedades vacías.

“Cualquier cosa que nos acerque a un proceso de evacuación gradual, es bienvenido” manifestó Solís, quien centró su llamado en disminuir cuanto sea posible la presencia de grandes grupos familiares bajo el mismo techo.

112116-amenaza-trayectoria

La tormenta tropical Otto podría pasar a convertirse en huracán a partir del miércoles 23 de noviembre.

El Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés), pronosticó que la evolución del ciclón estaba prevista para ocurrir el jueves; sin embargo, en la actualización que realizó la tarde de este lunes vaticinó que el huracán se formará el miércoles a la 1 p. m.

Según el jefe de pronósticos del Instituto Meteorológico Nacional (IMN) de Costa Rica, Werner Stolz, “hay mucha probabilidad de que Otto se convierta en huracán”.

El funcionario explicó que Otto se está moviendo de forma muy lenta y actualmente está como semiestacionario, debido a que un frente frío que afecta a Centroamérica e impide que se mueva a mayor velocidad.

Sin embargo, para el martes se espera que termine el frente frío y Otto empiece su recorrido, hasta tocar tierra el próximo jueves a la 1 p. m. cerca de Bluefields, en la costa caribe de Nicaragua.

Una vez que toque tierra perdería fuerza y se convertiría en una depresión tropical para el viernes y el sábado, sin embargo, con velocidades del viento estimadas que podrían alcanzar los 70 kilómetros por hora, al pasar al Pacífico podría retomar fuerza y afectar las costas de Costa Rica, Nicaragua, el Golfo de Fonseca y El Salvador, donde podría, de no bajar un nuevo frente frío que lo aleje de la zona, subir e impactar directamente las costas salvadoreñas.

Comments are closed.