Sofocante ola de calor en el este de Estados Unidos afecta a 90 millones de personas

La ola de calor causó fallos eléctricos en trenes de Nueva York y llevó a Texas a declarar estado de desastre en más de 50 condados

0
1033

Una ola de calor sofocante sigue afectando gran parte del este de Estados Unidos, con unos 90 millones de ciudadanos bajo alertas de calor. Según el Servicio Nacional de Meteorología (NWS), las temperaturas récord ya han afectado New England y partes del Medio Oeste, y no se espera alivio durante el fin de semana. Los índices de calor —que miden la combinación de temperatura y humedad— alcanzaron entre 38 y 43 grados Celsius en algunas áreas el jueves.

“Esta ola de calor extremo y/o de larga duración, con poco o ningún alivio nocturno, afecta a cualquiera que no tenga enfriamiento efectivo y/o hidratación adecuada”, indicó el NWS. El índice de riesgo por calor del NWS estaba en nivel 4 —etiquetado como “extremo”, el más alto disponible— en el Valle de Ohio para los próximos dos días.

Partes del noreste verán un respiro el viernes, con máximas de 21 a 27 grados Celsius (70 y 80 grados Fahrenheit), según el NWS. Sin embargo, se espera que las temperaturas aumenten en la región del Atlántico medio, alcanzando hasta 35 grados Celsius el viernes y posiblemente superando los 37 grados el sábado. “Se esperan temperaturas cercanas o superiores a récords,” dijo un meteorólogo de la institución a NBC News.

Por otro lado, en la costa oeste, unos 26 millones de personas están bajo alertas de calor en California. En Nuevo México, varios incendios forestales han obligado a miles de personas a evacuar, destruyendo 1.400 estructuras y causando al menos dos muertes.

Los expertos meteorológicos señalaron que lo que hace esta ola de calor tan agravante es que las temperaturas nocturnas permanecen obstinadamente altas, dando poco tiempo al cuerpo para recuperarse de las condiciones diurnas.

En la costa oeste, 26 millones de personas en California están bajo alertas de calor con riesgos severos para la salud pública (REUTERS/Lauren Owens Lambert)En la costa oeste, 26 millones de personas en California están bajo alertas de calor con riesgos severos para la salud pública (REUTERS/Lauren Owens Lambert)

En particular, el noreste no está acostumbrado a estas temperaturas tan elevadas en esta época del año, y se han roto varias máximas históricas en Maine, New Hampshire y Pensilvania. El NWS advirtió que las personas sin aire acondicionado confiable sufrirán las consecuencias.

En Nueva York, los pasajeros del tren en hora pico de la tarde del jueves se vieron obligados a soportar temperaturas sofocantes después de que un cortocircuito provocara una falla eléctrica, agravada por un incendio en Secaucus, Nueva Jersey, informó WNBCAmtrak advirtió que debido a las altas temperaturas, sus trenes deberán operar a velocidades reducidas durante toda la semana, con posibles retrasos de hasta una hora.

Mientras tanto, el gobernador de Texas, Greg Abbott, declaró estado de desastre en 51 condados tras la llegada de Alberto, la primera tormenta con nombre de la temporada de huracanes, que tocó tierra en México con fuertes lluvias.

NBC News señaló que los meteorólogos atribuyen el inmediato origen de esta ola de calor al jet stream que está desviándose hacia el norte, creando lo que se denomina un “domo de calor” sobre el este de Estados Unidos.

Millones están bajo alertas por calor extremo  (EFE/Justin Lane)
Millones están bajo alertas por calor extremo (EFE/Justin Lane)

El jueves 20 de junio, World Weather Attribution publicó un informe diciendo que una ola de calor anterior que afectó al sur de Estados Unidos, México y Centroamérica a fines de mayo y principios de junio fue 35 veces más probable debido al cambio climático de origen humano, y elevó las temperaturas en 2,5 grados Celsius.

El NWS aconsejó a la población “beber muchos líquidos, permanecer en habitaciones con aire acondicionado, evitar el sol y verificar a familiares y vecinos” como precauciones durante este periodo de altas temperaturas.