“Quien participó en la masacre del 7 de octubre, firmó su propia sentencia de muerte”: Jefe del Mossad

Tras la muerte del número 2 de Hamas en una operación atribuida a Israel, David Barnea aseguró que Jerusalén perseguirá a todos los implicados en los brutales ataques contra las comunidades del sur del país

0
299

Tras el asesinato el martes en Beirut del jefe adjunto de Hamas, Saleh al-Arouri, presuntamente a manos de Israel, el jefe del MossadDavid Barnea, advirtió a quienes participaron en los ataques terroristas del 7 de octubre: “Que cada madre árabe sepa que si su hijo participó en la masacre, firmó su propia sentencia de muerte”.

El director del Shin Bet, el Servicio de Seguridad General de Israel, Ronen Bar, y el jefe del Mossad, David Barnea, participan en una evaluación de seguridad en el cuartel general de las FDI, la Kirya, en Tel Aviv el 23 de octubre de 2023. Europa Press/Contacto/Kobi Gideon/Israeli Gpo/Archivo

Según The Times of Israel, la cita es una paráfrasis de una famosa del ex primer ministro de Israel David Ben Gurion, quien en un discurso en 1963 dijo: “Que cada madre hebrea sepa que ha confiado el destino de sus hijos (soldados) a comandantes dignos de él”.

Saleh Al Arouri murió este martes en un bombardeo en el sur de Beirut, informaron el grupo terrorista palestino Hamas y dos funcionarios de seguridad libaneses.

El número 2 de Hamas fue abatido junto a sus guardaespaldas en un ataque contra la oficina del grupo en el suburbio sur de la capital libanesa, bastión del grupo terrorista Hezbollah respaldado por el régimen de Irán, indicó una de las dos fuentes de seguridad a AFP.

El número 2 de Hamas, Saleh al-Arouri

Un alto dirigente de Hamas afirmó que la muerte de su jefe adjunto no frenará la “resistencia”.

“Los cobardes asesinatos cometidos por el ocupante sionista contra los líderes y símbolos de nuestro pueblo palestino dentro y fuera de Palestina no lograrán quebrar ni la voluntad ni la resiliencia de nuestro pueblo, ni entorpecer la continuación de su valiente resistencia”, declaró Ezzat al Rishq, miembro de la oficina política de Hamas, en un comunicado.

Quién era Saleh al Arouri

Acusado por Israel de ser el cerebro de múltiples atentados, Saleh Al Arouri fue uno de los fundadores del brazo armado de Hamas y en 2017 fue elegido adjunto de Ismail Haniyeh, el jefe del Buró Político de la organización terrorista. Estuvo preso en distintas cárceles israelíes durante más de una década y fue liberado en 2010 bajo condición de exiliarse. Desde 2018 residió en Líbano y era uno de los líderes en exilio más prominentes de Hamas, que cuenta con varios representantes en el Líbano así como en otro países de la región.

“Al Arouri financia y dirige las operaciones militares de Hamas en Cisjordania y se le ha vinculado con varios atentados terroristas, raptos y secuestros”, explicó un antiguo comunicado del Departamento de Estado de EEUU donde pedía colaboración para su captura. “En 2014, Al Arouri anunció la autoría de Hamas en el atentado terrorista del 12 de junio, donde fueron secuestrados y asesinados tres adolescentes israelíes en Cisjordania, entre ellos el ciudadano israelí y estadounidense Naftali Fraenkel. Al Arouri elogió públicamente los asesinatos, a los que denominó como una ‘operación heroica’”, añadió el texto estadounidense.

En septiembre de 2015, Washington clasificó a Saleh Al Arouri como “Terrorista Global Especialmente Designado” y lo sancionó con el bloqueo de todos sus bienes sujetos a la jurisdicción de EEUU.

Saleh al-Arouri y el líder de Al Fatah, Azzam Ahmad, firman un acuerdo de reconciliación en El Cairo, Egipto, 12 de octubre de 2017

Nacido en 1966 en la localidad cisjordana de Aroura, se le atribuye la responsabilidad devarios ataques contra Israel desde suelo libanés pero también era considerado el líder de Hamas en Cisjordania.

Miembro de Hamas desde 1987, encabezó la delegación del grupo terrorista en las sucesivas conversaciones de reconciliación con el partido Al Fatah en Cisjordania. En 2011 ayudó a negociar la liberación del soldado israelí capturado Gilad Shalit a cambio de 1.027 presos palestinos detenidos en cárceles israelíes. Y en septiembre de 2020 llegó a un acuerdo con el secretario general de Al Fatah, Jibril Rajoub, en Estambul para coordinar la celebración de elecciones legislativas y presidenciales palestinas al año siguiente, que finalmente fueron canceladas por el presidente Mahmud Abbas.

En octubre de 2017 lideró una delegación de Hamas a Irán para una reunión con Ali Shamkhani, secretario del Consejo de Seguridad Nacional iraní, y días después, en noviembre, mantuvo un encuentro público con Hasán Nasralá, jefe máximo del grupo terrorista libanés Hezbollah.

Además, ha sido uno de los principales intermediarios en el acuerdo para intercambiar presos palestinos en Israel por rehenes secuestrados por Hamas el pasado 7 de octubre. Hace ahora un mes, en declaraciones a la cadena de televisión Al Jazeera, afirmó que el resto de prisioneros del grupo terrorista eran soldados o antiguos soldados y que no serían liberados hasta que Israel pusiera fin a los ataques sobre la Franja de Gaza.

Con información de AFP, AP, EFE y Europa Press