¡Pensiones jamás estuvieron en peligro!

0
1361

“El pago de pensiones para 160,000 nunca ha estado en riesgo. Esta reforma tiene como objetivo que el Gobierno evada su responsabilidad de pagarle lo que le debe a los trabajadores”, advirtió el miércoles el presidente de la Asociación Salvadoreña de las Administradoras de Fondos de Pensiones (ASAFONDOS), René Novellino.

la Iniciativa Ciudadana para las Pensiones (ICP), integrada por el Comité de Trabajadores de Fondos de Pensiones (COMTRADEFOP), la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico Social (FUSADES), la Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (ASAFONDOS) y la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) hicieron una rueda de prensa en la que alertaron de los problemas que han generado las reformas a la ley del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP).

Según Novellino, la acción sorpresiva y apresurada a la que se recurrió de reformar la ley del FOP, con el concurso de los partidos FMLN, GANA, PDC y PCN no resuelve el problema de las finanzas del Gobierno, y bajo ninguna circunstancia se justifica que “se meta la mano a los ahorros de los salvadoreños”, debido a que, desde 2006, el pago de las pensiones está garantizada con los recursos que aportan los cotizantes, pues cada tres meses las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP’s) compran los recursos necesarios para transferirlos al Fondo de Obligaciones Previsionales (FOP).

El problema radica en que, en el presupuesto actual (2016) no se incluyó la partida presupuestaria para el pago de intereses y amortizaciones de capital de esa deuda y, lo mismo ocurrirá en 2017, donde la partida se encuentra a cero, por lo que el próximo 9 de enero, a pesar de haber metido el Gobierno la mono en el bolsillo de los cotizantes, ocurrirá lo mismo.

Por su parte, Ricardo Soriano, del Comité de Trabajadores de Fondos de Pensiones (COMTRADEFOP), opinó que “Es el inicio del robo del siglo”, ya que el Gobierno ha logrado hacer un “primer experimento” en apropiarse de los ahorros de los cotizantes de las AFP’s, en espera de ver la reacción del pueblo salvadoreño.

De acuerdo a la ICP, el Gobierno ha logrado acumular siete veces más lo que costó la reconstrucción del país luego de los terremotos del 2001. Debido a eso, hay quienes no creen que el Gobierno no disponga de $71 millones para el pago de pensiones, más cuando posée en caja de bancos 500 millones de dólares y en Letes unos 300 millones.

Miguel Ángel Simán, presidente de FUSADES, explicó que el Gobierno tiene $5,700 millones en recursos ordinarios disponibles. A eso se debe sumar $8,240 millones en concepto de incremento de deuda, es decir, $13,940 millones, eso equivale a siete veces el costo de la reconstrucción del país post terremoto de 2001 que ascendió a dos mil millones de dólares.

Simán considera que el problema radica en un manejo irresponsable de las finanzas públicas por parte del Gobierno. “Da lástima la situación que estamos cayendo, más aún que se siga argumentando que el pago de las pensiones tiene la culpa del problema financiero”, acotó el presidente de FUSADES.

“Ese es el problema de estar presentando recursos sobreestimados y presupuestos desbalanceados y que no cumplen con la normativa constitucional”, dijo.

El proyecto de ley del Presupuesto General de la Nación 2017 no contempla pago de pensiones

De acuerdo al proyecto de ley del Presupuesto General de la Nación 2017, el Gobierno ha presentado “ni un centavo” para el pago de las pensiones del Instituto salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y del INPEP, por lo que tendría que acudir a más deuda para cubrir sus obligaciones.

De acuerdo a Novellino, el presupuesto esta desfinanciado, debido a que el Gobierno ha presentado un presupuesto con un incremento de US$90 millones para el próximo año en el rubro, pero si a eso se le suma que no han contemplado unos $221 millones, que es el total a pagar en 2017 de pensiones; queda claro que el presupuesto está desfinanciado, basado en cifras subestimadas, aclaró.

Según Luis Cardenal, presidente de ANEP, el actual Gobierno ha incrementado 22 veces los impuestos y ha multiplicado la deuda de país.

Miguel Ángel Simán recordó que el Gobierno contó con US$5,700 millones disponibles para los pagos del año; así como US$8,240 millones que se les han aprobado en deuda y aun así, no cuentan con suficiente liquidez para cumplir con sus obligaciones.

Según datos aportados, en 2009, la deuda de país rondaba $10,600 millones, de ahí en adelante (durante las dos Administraciones del FMLN) el ritmo de la deuda ha crecido a razón de mil millones de dólares anuales, alcanzando en la actualidad los $16,900 millones en un periodo de siete años, además de los presupuestos superiores a los cuatro mil millones de dólares.

Este 2016 sólo se incluyó una partida en el presupuesto para nueve meses del año y tres meses quedaron desfinanciados. El escenario del próximo año es peor, debido a que no hay presupuesto contemplado, la partida esta a 0.

De acuerdo a los expertos, el pago de los $71.5 millones que se debían pagar este año es debido a los tres meses que no fueron presupuestados, por lo que el Gobierno tuvo que recurrir a las Reformas de la Ley del FOP.

De aprobarse el presupuesto tal cual está diseñado, harán falta el próximo año $221 millones de dólares “no creemos que el Gobierno sea responsable al presentar un presupuesto así, cuando dice que se preocupa por los pensionados”, todo se agrava con el hecho de que los ahorros de los trabajadores reciben poco interés, a penas un 1.9% al año por el préstamo otorgado de forma obligatoria al Gobierno. Este préstamo no trabaja con la tasas de mercado, sino con una tasa fija. finalizó Novellino.