La Haya falla en contra de Nicaragua y a favor de Colombia en disputa territorial

El tribunal rechazó la demanda de la nación presidida por Daniel Ortega, en una disputa que versa sobre un área marítima rica en recursos naturales y con gran abundancia de peces

0
253

El destino del mar territorial colombiano en el occidente del Caribe fue definido por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) el jueves, en respuesta a la demanda presentada por Nicaragua sobre la delimitación de la plataforma continental. La Corte de La Haya falló a favor de Colombia.

Nicaragua reclamó ante el tribunal delimitar su plataforma continental en el Caribe, alegando derechos sobre el lecho y el subsuelo marinos más allá de las 200 millas náuticas establecidas por el derecho internacional.

Sin embargo, esa extensión suponía solaparse con la plataforma continental de Colombia en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Un fallo del CIJ de 2012 reafirmó la soberanía colombiana sobre esas islas, situadas a unos 110 kilómetros de la costa nicaragüense, al tiempo que otorgó a Managua una mayor extensión de sus zonas marítimas.

Petro celebra

«Gran victoria para Colombia en La Haya. La CIJ no accedió a las pretensiones de Nicaragua sobre expandir su plataforma continental», manifestó en su cuenta de Twitter el presidente colombiano Gustavo Petro, que se espera viaje el jueves al archipiélago de San Andrés por este motivo.

Por 13 votos a 4, la Corte rechazó la petición de Nicaragua, la última demanda que tenían los dos países americanos, y aseguró que Managua no tiene derecho a una plataforma continental extendida dentro de la línea base de millas náuticas del archipiélago de San Andrés y Providencia, que pertenecen a Colombia.

«Esperamos con este fallo cerrar la controversia limítrofe y abocarnos a llevar desarrollo sostenible a nuestro archipiélago», añadió Petro en su tuit, dando por zanjado una disputa que lleva más de una década en La Haya.

Nicaragua pretendía extender su territorio más allá de las 200 millas náuticas 

Nicaragua reclamaba en el tribunal de la ONU una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas desde su costa caribeña, pero Colombia defiende que la plataforma continental del archipiélago de San Andrés «se une incuestionablemente con la plataforma continental que tiene la costa caribe colombiana».

El litigio entre Colombia y Nicaragua dio un giro hace 10 años con un fallo de la CIJ que modificó los límites entre los dos países en el mar Caribe pero, lejos de zanjar la cuestión, dio pie a nuevas demandas en La Haya.

En la sentencia del 19 de noviembre de 2012, por una querella presentada en 2001 por el país centroamericano, Colombia mantuvo la soberanía sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, así como de los cayos que lo integran, y conservó 12 millas náuticas del agua que rodea estos territorios, pero perdió con Nicaragua casi 75.000 kilómetros cuadrados de mar.

Fallo no tiene próxima instancia ni es apelable

Ante la decisión de Colombia de no aplicar el fallo y declarar una Zona Contigua Integral para ejercer su jurisdicción en las aguas aledañas a las islas y cayos «como archipiélago y no como territorios inconexos», Nicaragua volvió a la CIJ en septiembre de 2013.

En esa ocasión, Managua pidió a la Corte que se declarara el «rumbo exacto» de la frontera marítima, «más allá» de los límites de 200 millas definidos en la sentencia de noviembre de 2012, así como que se le exigiera a Bogotá la derogación de leyes «incompatibles con la sentencia» y la revocación de permisos otorgados a los buques pesqueros colombianos que faenan en las aguas en disputa.

Una petición que la Corte Internacional de Justicia ha negado este jueves con un fallo contra el que no cabe el recurso de apelación.