Gobierno quiere expulsar a representantes laborales en Consejo del Salario Mínimo

0
909
César Villalona.

César Villalona, miembro propietario del Consejo Nacional del Salario Mínimo en representación del Gobierno, pidió este miércoles la expulsión de los representantes laborales en el ente tripartito, por no estar de acuerdo ni respaldar los intereses políticos del oficialismo del FMLN y, según el, plegarse a la propuesta de la gremial empresarial (ANEP).

“Los representantes del sector laboral están con la ANEP (Asociación Nacional de la Empresa Privada), hay que pedir su expulsión del Consejo Nacional del Salario Mínimo”, pidió Villalona en una entrevista en Radio Maya Visión.

El comunista extranjero dijo que “es urgente la elección de una representación genuina del sector laboral en el Consejo Nacional del Salario Mínimo”, refiriendose a colocar cuadros efemelenistas en el Concejo.

Villalona, un exguerrillero internacionalista, pretende desmentir la existencia de un acuerdo entre la patronal y los empleados para aumentar el salario mínimo a los trabajadores en el país.

Luis Cardenal, presidente de la ANEP, ha confirmado que hay un acuerdo entre dos de tres partes.

“Si sabemos que hay un acuerdo entre la representación sindical y la ANEP. Un aumento del 5%”, aceptó el izquierdista.

La ministra de Trabajo, Sandra Guevara, rompiendo la ley y en contra de la Constitución de la República, expresó recientemente su decisión de llamar a elección de una nueva representación laboral en el Consejo tripartito.

Las credenciales de los 2 miembros propietarios del sector laboral en el Consejo, José Israel Huiza y Miguel Ramírez y las de sus suplentes, son legales, pero de manera fraudulenta, la estrategia del Gobierno es decir que están vencidas y caducas para colocar a su gente.

El economista efemelenista, César Villalona, llamó a las organizaciones efemelenistas laborales a sacar lo que se atrevió a llamar “mafia”, por la simple razón de no apoyar los caprichos del Gobierno en el ente tripartito, ademas, también pretenden boicotear la representación de las gremiales trabajadoras no afines al FMLN en otras instituciones, como el Fondo Social para la Vivienda (FSV), Insaforp e Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).