Funes acusa a Joao Santana de declarar en su contra para obtener beneficios procesales

5
684

Las declaraciones del ex asesor de Mauricio Funes, Joao Santana, confesando ante la fiscalía brasileña que, en efecto, la campaña presidencial el ex mandatario, en 2009, contó con financiamiento económico de la empresa constructora ODERBRECHT, cuyos directores, se encuentran detenidos y juzgados en las cárceles del Brasil por  corrupción, se han convertido en otro elemento de presunción para agregar a las investigaciones que la Fiscalía lleva a cabo contra el ex mandatario exiliado en Nicaragua.

También la publicista brasileña y esposa de Santana, Mónica Moura, declaró ante la justicia brasileña que las campañas electorales de la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se financiaron de manera ilegal en 2010 y 2014, incluyendo también la financiación de la campaña del expresidente salvadoreño Mauricio Funes

Altos funcionarios de la constructora acusada de corrupción en el Brasil habían declarado con anterioridad que Funes recibió millones de dólares para su campaña presidencial y que las gestiones las llevó a cabo la ex primera dama, Vanda Pignato, quien recibió el dinero.

Tanto Funes como la señora Pignato han  rechazado sistemáticamente que esos señalamientos sean ciertos y que todo se trata de una persecución contra el ex presidente Funes.

 “Es de entender que un imputado declarará lo que le resulte conveniente para reducir su condena. Ni Yo ni Vanda recibimos dineros de Odebrecht”, escribió Funes en redes sociales.

El partido que llevó a Funes a la presidencia, el FMLN, también  ha negado haber recibido dinero de Oderbrecht para la campaña presidencial del 2009.

Según información difundida por medios brasileños, Joao Santana, el director político de las campañas de Funes, Rousseff y Lula da Silva habría recibido varias sumas de dinero entre abril del 2008 y 2014.

El dinero enviado a Funes, según el documento, habría salido de las empresas de maletín (u “offshores”) Klienfeld y Constructora del Sur en Panamá vía transferencias bancarias desde Nueva York y Londres, aseguran los investigadores.

Funes alega, desde Nicaragua, que Santana y su esposa están declarando en su contra a cambio de beneficios procesales en el juicio que se les sigue en su país.

En El Salvador, Joao Santana y su esposa fundaron la agencia de publicidad Polistepeque Comunicación y Marketing, S.A. de C.V. en julio de 2009, según el Centro Nacional de Registros (CNR).

Luego, sin licitación, la Casa Presidencial hizo una contratación de Polistepeque, a quien se le dio 10 contratos de publicidad a ministerios y autónomas entre 2010 y mediados de 2012, con un valor estimado en $5.6 millones.

El expresidente Funes defendió esta adjudicación y aseguró que el acuerdo obedeció a que no encontraron entre las agencias que ya existían en el país “la calidad y experiencia” para hacerse cargo de la publicidad, siendo Polistepeque una agencia recién fundada en el país.

“Hicimos una investigación de mercado y no encontramos, dentro de las agencias de publicidad y productoras existentes en el país, calidad y experiencia”, justificó Funes en ese momento.

Funes fue investigado por la Fiscalía General de la República y por la sección  de Probidad de la Corte Suprema de Justicia, pero cuando era inminente su captura logró burlar la justicia y escapó a Nicaragua donde se declaró un perseguido político para obtener asilo como refugiado.

Comments are closed.